Fuerte retracción del consumo en supermercados y shopping

Edición Impresa

Las ventas a precios constantes cayeron 7,9% y 15,1%, respectivamente, en septiembre.

Las ventas a precios constantes en los supermercados cayeron durante septiembre 7,9% en términos interanuales, y en los grandes centros de compra 15,1%, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).Esta es la tercera baja consecutiva interanual en las ventas que se dieron tanto en los supermercados como en los “shopping” informó el organismo.Además, las ventas medidas a precios constantes, es decir sin inflación, estuvieron en septiembre un 7,4% por debajo de las de agosto en los supermercados, y 15,5% en los grandes centros de compra.

Ahora, en la comparación a precios corrientes, la facturación en los supermercados y mayoristas alcanzó a $39.927 millones, con un aumento interanual del 30,8%, que quedó por debajo de la inflación del 40,5% medida por el propio INDEC.Sin embargo no en todas las provincias se mantuvo la media de aumento del 30,8% en la facturación. La Rioja mostró un aumento interanual de solo el 18,3%, La Pampa 22%, Chaco y Santiago del Estero, ambas con el 24%, entre otras.

Las ventas en efectivo resultaron el 35,8% del total, mientras que con tarjeta de crédito alcanzaron el 35,3% y débito 25,5% quedando el 3,3% para “otros medios de pagos”.En tanto, en los grandes centros de compra la facturación a precios corrientes ascendió a $5.749 millones, con un crecimiento internual del 17,2%, de acuerdo al relevamiento del organismo que conduce Jorge Todesca.Los rubros con mayor incremento, para el total del Gran Buenos Aires, fueron: Perfumería y farmacia, 40,1%; Otros, 36,8%; Juguetería, 32%; Librería y papelería, 31,4% y Ropa y accesorios deportivos, 29,3%.Según la consultora ACM, en lo que va del año, “las ventas en supermercados muestran una caída real del 0,2%, lo que muestra la desaceleración que mostró el consumo en la segunda parte del año”. Sostuvo además que “estos indicadores dejan ver que el consumo en supermercados y centros de compras profundizó su baja en septiembre, un mes donde la corrida cambiaria y la aceleración inflacionaria afectaron fuertemente el consumo de las familias”.

“En los meses que siguen las altas tasas de interés junto con la continuidad del traslado a precios de la devaluación seguirá incidiendo en el consumo masivo y en especial de bienes durables por lo que esperamos que las ventas minoristas sigan mostrando variaciones interanuales negativas”, agregó en su informe.

Dejá tu comentario