La inflación mayorista fue de 4,9% en agosto (en el año, 43,1%)

Edición Impresa

En la comparación interanual el aumento es de 51,4%, según el INDEC. Los productos nacionales tuvieron un alza del 4,8% y los importados, de 5,9%.

Los precios mayoristas avanzaron en agosto 4,9% debido al nuevo salto del tipo de cambio en las últimas dos semanas del mes, acumulando en los primeros ocho meses del año un avance del 43,1%, informó ayer el INDEC. Teniendo en cuenta que gran parte de la suba del dólar (en el mes subió 28,34%) se generó en la segunda mitad del mes, parte de este fenómeno tendría un fuerte impacto en septiembre debido al arrastre estadístico. En la comparación interanual, el Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) anotó un alza que ya superó el 50% (cerró en 51,4%).

El indicador anotó un fuerte incremento en lo que va de 2018 por la fuerte devaluación del peso, que en el año perdió 52,8% de su valor. La contracara fue una suba del dólar del 111,72%. Vale recordar que entre fines de abril y junio, la moneda argentina se vio golpeada por lo que el oficialismo denominó "turbulencia cambiaria", en sintonía con el resto de las monedas de las economías emergentes. Durante estos meses se vio una salida de flujos desde los países emergentes hacia los países más desarrollados por una mayor aversión al riesgo, proceso que se conoce como "flight to quality". No obstante, el peso, al igual que la lira turca tuvo un efecto "amplificado" debido a los desequilibrios macroeconómicos que persisten en el país, lo que termina generando un mayor nerviosismo en períodos de incertidumbre.

La suba del IPIM estuvo explicada en parte por el alza del 4,8% en productos nacionales, mientras que los importados aumentaron 5,9%. En el primer caso, los productos primarios (+3,7%) sintieron el impacto de los productos agropecuarios (+5,9%), seguido por los minerales no metalíferos (+3,4%), petróleo crudo y gas (+2%) y los pesqueros (+1,7%). Entre los manufacturados se destacaron los equipos y aparatos de radio y televisión (+20,8%), productos refinados del petróleo (+8,1%), papel y derivados (+6,5%), máquinas y aparatos eléctricos (+5,5%), productos minerales básicos (+5,3%) y textiles (+5,2%). También subieron vehículos automotores, carrocerías y repuestos (+4,8%), sustancias y productos químicos (+4,4%) y alimentos y bebidas (+3,5%), entre otros. De todas formas, el dato destacado fue la suba de la energía eléctrica (+22,5%), que genera presión sobre las tarifas (ver nota aparte).

Por otra parte, el Índice de Precios Internos Básicos al por mayor (IPIB), que descuenta el factor impositivo, trepó 5% en el mes por la suba del 4,9% en los productos nacionales y del 6% en los importados. En el año acumula un avance del 46% y en los últimos doce meses, del 54,2%. Asimismo, el índice de precios básicos del productor (IPP), que mide la variación promedio de los precios percibidos por el productor local (excluyendo los importados), anotó un incremento del 4,9% como consecuencia del aumento del 4,2% de los productos primarios y del 5,3% en los manufacturados y energía eléctrica. Entre enero y agosto trepó 45,9% y en la comparación interanual, 54,6%.

Dejá tu comentario