Los Pumas dieron un paso fundamental

Edición Impresa

La confirmación del ingreso del rugby argentino al renovado The Rugby Championship -sin traducción lógica o aparente- marca un hito en la historia del rugby argentino. En la madrugada de ayer, más acorde a los horarios del resto de los países que compiten que del nuestro, se anunció el fixture de la primera edición de un torneo que tendrá, como mínimo cuatro años, a Los Pumas enfrentando a tres de los mejores cuatro seleccionados del mundo. Los recientes campeones del mundo, Nueva Zelanda, Australia, segundo en el ranking, y Sudáfrica (cuartos) se enfrentarán de local y visitante con Los Pumas, hoy en el séptimo puesto del ranking mundial. Nace así el torneo de mayor nivel en el rugby internacional -en realidad, se agranda el que fuera hasta este 2011 el Tres Naciones, luego de 16 temporadas-.

El desafío que ahora enfrenta el rugby argentino es grande ya que no sólo deberá ser competitivo frente a los mejores, jugando contra equipos a los que en la última década enfrentó esporádicamente. Afianzar el nivel en tan corto tiempo es algo a que Los Pumas deberán apuntar en los primeros años.

«En el contrato hay una cláusula que, salvo que el dinero que ofrece la televisión sea inferior al del actual contrato, nosotros seguiremos siendo parte del The Rugby Championship siempre que se juegue», explicaba ayer Agustín Pichot, el excapitán de Los Pumas que fue clave en la concreción de un anhelo del rugby nacional: el ingreso a una competencia internacional regular.

A partir de The Rugby Championship se prevé un crecimiento cuantitativo en los ingresos de la Unión Argentina de Rugby, también será importante el crecimiento en los costos de tener en funcionamiento al seleccionado durante dos meses. Lo importante es que la legislación internacional ampara a Los Pumas. Seguramente quienes jueguen el renovado Cuatro Naciones no puedan jugar para el seleccionado en junio y noviembre, los dos meses de actividad de test-matches.

Los Pumas debutarán en Ciudad del Cabo y luego de jugar contra los mismos Springboks en la Argentina, viajarán a Nueva Zelanda y Australia. Al volver, jugarán en semanas sucesivas contra los All Blacks y Australia, en un fixture que podría leerse como favorable para el seleccionado en su primer año de participación.

Ya se gestó el ingreso a una competencia. Quedará la inspección que hará SANZAR a nuestro país para determinar qué estadios son aceptables para el The Rugby Championship y luego sí, empezar a preparar lo que será, seguramente, un renacimiento del rugby de Los Pumas.

Dejá tu comentario