Macri adelanta cambios, y empezaron las renuncias

Edición Impresa

Mauricio Macri convocó para mañana a una reunión ampliada de su gabinete para hacer un balance de los dos primeros años de su gestión. Será en el Teatro 25 de Mayo de Villa Urquiza y ahí mismo se espera que adelante algunos cambios de gabinete, aunque tiene previsto darlos el viernes, en una conferencia de prensa. La movida no será tanta. Ayer, en la reunión de ministros de los lunes, se anunció la renuncia del procurador general adjunto, Carlos Guaia. La dimisión se relacionó con que el funcionario se opuso al casamiento entre homosexuales y quería apelar el fallo en contra de la decisión del jefe de Gobierno. Pero de todos modos, Macri quiere reemplazar al procurador general, Pablo Tonelli, y Guaia habría sido removido de todas maneras por integrar la primera línea del plantel de los abogados de la Ciudad.

La demora en el anuncio de los cambios se debe a que Macri no logra encontrar quién quiera hacerse cargo de la cartera educativa. El ministro del área, Mariano Narodowski, será indagado mañana en el juzgado de Norberto Oyarbide en la causa en la que se investigan acciones de espionaje y escuchas ilegales. El funcionario tenía contratado al espía Ciro James, y el juez no habría quedado conforme con su declaración testimonial acerca de cómo llegó el principal imputado -y detenido- en la causa a ser asesor en su ministerio. Si bien Narodowski aún no renunció, ayer ya no participó de la reunión de gabinete. Tampoco lo hará mañana, ya que estará declarando. El propio funcionario colaboró en una lista de nombres posibles para su reemplazo, pero, hasta ahora, de una decena de convocados ninguno aceptó. Rechazaron el cargo el rabino Sergio Bergman, Santiago Kovadloff, el legislador Alejandro Rabinobich (ex ARI que termina la banca mañana), el radical Andrés Delich y quien fue su segundo, Gustavo Iaies, la legisladora Victoria Morales Gorleri (se desempeñaba en el área educativa de la vicaría, junto con el cardenal Jorge Bergoglio) y el diputado nacional Esteban Bullrich. Pero también se le ofreció al actual viceministro, Andrés Ibarra, quien trabajó en Boca junto con Macri y quien en definitiva quedaría a cargo del ministerio si no hay reemplazante. Ibarra cuenta con todas las chances de ascender si no aparece otro ministeriable, siempre con la idea del Gobierno porteño de completar el cambio con un consejo de notables (que serían todos los que dijeron que no al cargo).

El ministro de Espacio Público, Juan Pablo Piccardo, también dejará la cartera y sería recolocado en el ente que administra los subterráneos. Lo reemplazará el legislador porteño Diego Santilli y podría haber más desplazamientos en esas oficinas de acuerdo con el equipo que busca armar el peronista que asumirá el puesto.

Dejá tu comentario