Misión empresarial en Brasil impulsa relación bilateral

Edición Impresa

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunió ayer con autoridades de la Bolsa de Valores de San Pablo (Bovespa), en el marco de la misión comercial que se realiza desde la cartera en Brasil. Los directivos coincidieron en destacar los indicadores positivos de la actividad económica de la Argentina, e hicieron hincapié en los márgenes de rentabilidad de la cosecha de granos y oleaginosas, que superará los 100 millones de toneladas.

Tras reunirse en Brasilia con su par de Agricultura, Wagner Rossi, Domínguez se trasladó a la ciudad de San Pablo, centro neurálgico de la economía del vecino país.

Acompañado por los titulares de las Bolsas de Cereales de Buenos Aires (Ernesto Crinigan), Rosario (Cristian Amuchástegui) y Córdoba (Juan Carlos Martínez) y un grupo de empresarios nacionales vinculados a la agroindustria, el ministro brindó argumentos sobre el crecimiento económico de la Argentina.

Domínguez destacó el importante rol de la Bolsa de Valores de San Pablo en la economía brasileña, cuyas operaciones financian inversiones y capital de trabajo por más de u$s 100.000 millones al sector agropecuario y agroindustrial. «Esta entidad financiera brinda un fuerte impulso al crecimiento de los productores agropecuario del país», sostuvo el funcionario nacional.

En este sentido, ponderó su papel como «catalizador de recursos», y remarcó el desarrollo tecnológico de la entidad a través de los mercados electrónicos y la utilización de Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC).

«El sector financiero debe ser un aliado del sector productivo», sostuvo el ministro. «Ese es el modelo que queremos tomar, y que vamos a impulsar a través del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2010-2016». Domínguez se refirió así a la iniciativa que lleva adelante la cartera agropecuaria nacional, presentada oportunamente por Cristina de Kirchner.

Asimismo, el ministro avanzó en alianzas productivas, tecnológicas y comerciales para promover el desarrollo de los productores, aumentar el volumen de la producción de alimentos de la región y asegurar la seguridad alimentaria de la población.

«La suma de la producción sojera de la Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia supera lo que produce Estados Unidos», sostuvo Domínguez. «Es decir que el Mercosur es el jugador número uno en la producción mundial de soja», agregó.

Por su parte, el titular de la Bolsa de Cereales de Rosario, Cristian Amuchástegui, remarcó la importancia de trabajar junto al Estado nacional para «generar los instrumentos financieros necesarios para que los productores desarrollen mayores prácticas dentro de los esquemas de comercialización».

Por otro lado, el titular de la cartera agropecuaria remarcó el acuerdo histórico bilateral alcanzado entre la Argentina y Brasil, a través del cual ambos países formularán propuestas en forma conjunta para operar en los mercados de China, Rusia y diferentes regiones de África. La iniciativa comprende un trabajo conjunto entre la Empresa Brasileña de investigación Agropecuaria (Embrapa) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para desarrollar tecnología de punta aplicada al desarrollo del agro.

Dejá tu comentario