Murió Menahem Golan, productor clave en los 80

Edición Impresa

El grueso de los espectadores ignora su nombre. Pero bien que recuerda "El vengador anónimo II", "Desaparecido en acción", "Cobra", "Bolero", con Bo Derek, "Breakdance", "El guerrero americano", y otros cuantos entretenimientos de los '80. El los produjo. El y su primo Yoram Globus.

Nacido como Menahem Globus en 1929 en la vieja Tiberiades, cuando aquello todavía era Palestina, Menahem tomó el apellido Golan en 1948, cuando la creación del Estado de Israel lo llevó a servir como piloto de guerra de su naciente patria. Luego se fue a estudiar arte dramático en Londres y cine en la New York University. Alternó entre puestas de teatro en Israel y asistencia de películas clase B de Roger Corman, y en 1964 formó una productora con su primo.

De la empresa surgieron "Rosa, te amo" (dirigida por Moshé Mizrahi), candidata al Oscar, y otras dirigidas por el mismo Golan: "El sendero hacia la nada", "Kazablan. Amanecer con un mañana", la serie de comedias adolescentes "Lemon Popsicle", y "La noche de los halcones", celebración del gran operativo de rescate de prisioneros israelíes en plena Uganda del dictador Idi Amin Dada, película de enorme éxito en EE.UU. y resto del mundo.

Ya para entonces Golan habia puesto un pie en Hollywood con "Lepke, el rey del hampa", biografía del gangster judío Louis "Lepke" Buchalter. En 1979 los primos compraron en medio millón de dólares una empresa venida a menos, Cannon Films, y le hicieron rendir una docena de éxitos por año, convirtiendo en estrellas del cine de acción a Chuck Norris, Michael Dudikoff, Jean-Claude Van Damme, Dolph Lundgren, George Segal y otros carismáticos practicantes del porrazo y la patada. Otro vector de la compañía fueron las cintas sexoleras, con versiones actualizadas de "Naná, "El amante de lady Chatterley", etc. Y algo menos, las películas de intención artística, como "El mago de Lublin", de Golan, "Torrentes de amor", de John Cassavetes, "Los amantes de María" y "Tren del infierno", ambas de Andrei Konchalovsky, "Otello", de Franco Zeffirelli con Plácido Domingo, y unas pocas más.

A cierta altura, Cannon llegó a vender los derechos de exhibición de sus películas antes que éstas empezaran a rodarse, suerte que pocas productoras tienen. Hasta que la irreflexiva compra de Thorn Emi y el fracaso de algunas películas de alto presupuesto obligaron a la venta de la empresa en 1989. Golan probó unos años con un negocio propio, 21st Century Film Corporation, y se volvió a Israel en 1992, donde siguió produciendo y dirigiendo cine y teatro hasta el 2008. En total produjo 209 películas y dirigió 45. Murió el viernes, y algunas agencias noticiosas apenas se enteraron.

Paraná Sendrós

Dejá tu comentario