Reforma: Macri (ante militares) ratificó que no habrá marcha atrás

Edición Impresa

Reconoció falencias en las capacidades materiales de las FF.AA. por desinversión. Prometió continuar con el blanqueo de sueldos en las fuerzas.

El presidente Mauricio Macri encabezó ayer la cena anual de camaradería de las Fuerzas Armadas y ratificó la reforma militar anunciada días atrás.

Además del ministro de Defensa, Oscar Aguad, compartieron la mesa principal el jefe del Estado Mayor Conjunto de las FF.AA., teniente general Bari del Valle Sosa; y los jefes del Ejército, general de división Claudio Pasqualini; de la Armada, vicealmirante José Luis Villán; y de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Amrein, organizador del evento. "Vuelvo a reiterar nuestro compromiso con saldar la deuda histórica que tenemos con las FF.AA. de la democracia", dijo el Presidente. Todos los militares presentes en el Salón San Martín del edificio Libertador entendieron que se refería a la reforma lanzada en el Decreto N° 683 por el que se derogó el Decreto 727 dictado en 2006 por Néstor Kirchner, que había limitado el accionar de los uniformados a agresiones de origen externo perpetradas sólo por Fuerzas Armadas pertenecientes a otro Estado.

En otra parte, Macri reconoció las deficiencias de equipamiento, "me comprometo a revertir progresivamente el proceso de destrucción de las capacidades materiales de las fuerzas, sabemos que no es una tarea fácil porque han sido muchos los años de desinversión y por la situación que está atravesando nuestro país pero vamos a trabajar para lograrlo". También hizo una referencia a continuar con el plan de recuperación y blanqueo de salarios. La mejora salarial del 20% con blanqueo de sumas no remunerativas y la reforma que lanzó la Casa Rosada asignando nuevos roles a las fuerzas aventó el mal humor castrense generado por una propuesta inicial que los había dejado fuera de la paritaria con un pobre 8%. Persiste la tensión en otro sector sensible que conduce Noel Costa, directora de Inteligencia Estratégica Militar; desde su oficina ubicada en el 9° piso del edificio del Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares. Se trata del personal civil de inteligencia de las tres fuerzas (PCI, en el argot de los espías). Quedaron fuera del plan de blanqueo sistemático de las sumas fijas que elaboró el Gobierno para los militares, tampoco percibieron los 2.000 pesos por única vez que se otorgó a los uniformados en el último aumento. "Muchos de nosotros tenemos una participación directa en la evaluación de las tendencias estratégicas globales y regionales y de su impacto en el interés nacional motivo de la Defensa". "Manejamos información reservada que colabora en la determinación de las amenazas y riesgos de los que habló el Presidente, hay analistas de sistemas, técnicos informáticos, programadores, etc trabajando para prevenir ciberataques y nos discriminan en los haberes" dijeron a este diario un grupo de civiles de la inteligencia militar. El presidente resaltó la tarea de las industria para la Defensa; "después de 10 años la empresa FAdeA (Fabrica Argentina de Aviones), va a entregar 3 aviones Pampa de la serie III a la Fuerza Aérea, es un hecho muy importante para la fuerza y para la Argentina". "Estamos llevando adelante un proceso exitoso de saneamiento y equilibrio de cuentas n FAdeA, Tandanor y Fabricaciones Militares para convertirlas en empresas eficientes y autosustentables". Por último dedicó un párrafo de halago y reconocimiento: "Estoy convencido de que los mejor nuestras fuerzas son sus hombres y mujeres, todos reconocemos su compromiso, su entrega y su convicción, con ese profesionalismo y heroísmo recordamos a los 44 tripulantes del ARA San Juan, quienes entregaron su vida protegiendo nuestros mares, es un dolor que llevamos todos los argentinos en nuestros corazones".

Dejá tu comentario