Salarios pierden 12 puntos contra la inflación de agosto

Edición Impresa

En el octavo mes del año había 12.2 millones de trabajadores registrados. Hubo una merma de 4.500 puestos. Subieron monotributistas y empleados domésticos. En el sector público hubo 12.200 puestos mas que en 2017.

La devaluación del peso y el incremento consecuente de la inflación lograron licuar el poder de compra de los salarios en agosto. Según el Indice de Salarios que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), las remuneraciones de los trabajadores perdieron 12,5 puntos, contra los precios que subieron el 34,4%. Los que están en el sector informal de la economía fueron los que más se contrajeron, con 16,4 puntos, seguidos por los empleados públicos con 13,17. En tanto, los empleados del sector privado formal fueron los que menos mal la pasaron, con una merma de 10,65 puntos.

La caída del poder de compra salarial también quedó registrada por la Secretaría de Trabajo. De acuerdo con estadísticas elaboradas en base al Sistema Integrado de Previsión Argentino (SIPA), la remuneración promedio de los trabajadores privados en agosto, que incluye aguinaldos y otros conceptos, fue de $31.434. En ese segmento de la economía hay unos 6.217.000 empleados. En cambio, el salario medio fue de 25,453. Contra el primero la pérdida de poder de compra fue del 8% y contra el segundo del 6%, informó Trabajo.

A pesar de eso, entre los funcionarios que están con Jorge Triaca en la Secretaría, destacan que el empleo "está resistiendo" la merma de la actividad económica que se desató este año, a partir del segundo semestre.

En agosto había un total de 12,2 millones de trabajadores registrados en total en el país, Se trata de 4.500 menos de los que había hace un año atrás. En el sector privado había 8,7 millones en blanco, datos que muestran un incremento de 36.400 respecto del agosto del año pasado. De ellos, 6,2 millones eran asalariados (+5.400); 1,58 millones, monotributistas (+18.400); 490.000 eran empleados domésticos (+19.900) y casi 393.000 autónomos, con una merma de 7.300 respecto de agosto del 2017.

En el sector público consolidado, es decir Nación, Provincias y Municipios, revistaban 3,16 millones de agentes, donde se incluyen docente, Fuerzas Armadas, de seguridad y empleados. En este segmento la cantidad de trabajadores creció en 12.200, con un incremento del 0,4%. La gran pérdida de trabajo se registró en el segmento de mono tributistas sociales, con una baja de 53.100 puestos (-13,3%), que explicó el merma total.

En Trabajo consideran que las economías regionales están colaborando para evitar que se caiga el empleo, debido al efecto de la devaluación, al generar mayor competitividad, También atribuyen a Vaca Muerta la mejora. Por ejemplo, en Tucumán, con la reactivación de la producción de limones, el empleo creció 7,5%, Neuquén, 6,7%; Jujuy, 3,7% y Santiago del Estero, 1,5%.

Pero las estadísticas también indican que la actividad de la industria es la más castigada. Entre agosto del año pasado y el de este año perdió 32.600 empleos. El otro sector que perdió fue transporte, almacenamiento y comunicaciones con 3.400 puestos. El sector de la actividad que mas empleos generó fue la agricultura, con 12.500 puestos. En otro aspecto, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de setiembre registró una caída en la tasa de creación de empleo del 0,9%, producto de una tasa de entrada del 1,5% y una de salida del 1.7%.

El 6,5% de las empresas consultadas indicó que piensa incrementar su dotación en los próximos 3 meses mientras que el 6.9% tiene expectativas de achicar sus planteles, de modo que deja un neto negativo de 0,4%, el nivel mas bajo desde 2013.

Dejá tu comentario