Adoptar políticas efectivas de colaboración para lograr una cultura de la prevención

Edición Impresa

En este último año y medio, la labor de todos los profesionales de la salud se acrecentó más que nunca y se transformó en el pilar fundamental en la lucha contra la pandemia generada por el coronavirus. Se pudo observar y valorar la actitud valiente, destacable y el ilustre compromiso con la salud integral en nuestro país.

Siguiendo esta línea y yendo puntualmente a nuestra industria hemos visto cómo el virus ha incidido en casi todos los aspectos del mundo laboral, desde el riesgo de transmisión en los lugares de trabajo, hasta los riesgos relacionados con la seguridad y salud en la empresa. Asimismo, notamos un incremento considerable en el caudal de pedidos de asesoramiento por parte de las empresas, para garantizar el cumplimiento de todas las medidas sanitarias que se exigieron en este escenario. Sin ir más lejos, desde que comenzó la pandemia, la demanda de médicos en planta subió más de 30%.

La reorientación hacia nuevas modalidades de trabajo ha ofrecido muchas oportunidades a los trabajadores, pero también ha planteado riesgos potenciales para la seguridad y salud en el trabajo. En este sentido, desde el Centro nos adaptamos y brindamos soluciones para que nuestros clientes puedan seguir desarrollando su labor mientras se cumplían todas las medidas sanitarias vigentes. Ofrecemos un servicio integral 360°, adaptado a las problemáticas de las compañías, y con dos posibles modalidades: presencial y online. Asimismo, auditamos y gestionamos el control de agentes de riesgo dentro de la empresa y ofrecemos atención médica al personal.

Por otro lado, frente a este nuevo escenario de creciente necesidad de atención, y con la experiencia y especialización del Centro, creamos la Unidad de Rehabilitación Integral para acompañar de forma integral, y por medio de un abordaje multidisciplinario, a pacientes sub-agudos y crónicos en su proceso de reinserción familiar, social y laboral, tanto en su internación como en la rehabilitación ambulatoria.

En este sentido, la realidad actual y post pandémica, implica asumir de manera urgente, la tarea de generar sinergia entre las empresas y el personal, para instaurar tranquilidad y confianza a empleadores y empleados, como así también retomar la productividad anterior a la pandemia, evitando brotes. Creo firmemente que la promoción de la salud ocupacional es la clave para esto, y también para que las empresas tengan empleados sanos y felices.

Partiendo de esta base, desde el Centro Médico Integral Fitz Roy queremos transmitir un concepto diferente en materia de salud preventiva. En este sentido, trabajamos en una propuesta innovadora y moderna: la Unidad de Salud Móvil. El fin es acercar la cultura de la promoción de la salud y el bienestar a cada lugar de trabajo, en cualquier punto del país. En la USM contamos con un equipamiento tecnológico sumamente avanzado, y con los elementos necesarios para la realización de todo tipo de exámenes de salud, tales como chequeos y aptitudes médicas a las personas que hayan pasado por covid, o situaciones complicadas en la pandemia, y que luego pueda implicar algún tipo de patología a futuro. La clave de la Unidad Móvil es la rapidez con la que trabajamos, la posibilidad de realizar multiplicidad de estudios y su uso en eventos de concientización y promoción de la salud.

Por último, cabe destacar que un departamento no menor en este último tiempo fue el de psicopatología. Las empresas deben pensar que la salud de sus colaboradores no es sólo la física brindándoles posibilidad de testeos, hisopados y medidas de higiene, sino que incluye a la salud mental, lo que debiera impulsarlos a tener para con ellos pequeñas atenciones que resultarán enormes a la hora de ver el beneficio psicológico que obtendrán. Estos son cambios que rompen con el paradigma anterior y marcan un nuevo camino hacia el futuro.

Nos enfrentamos a grandes desafíos para el 2022, entre ellos, poder adoptar políticas efectivas que incluyan la colaboración entre los distintos actores para lograr una cultura de prevención y seguridad. No hay duda que todas las empresas y gobiernos de turno deben garantizar a sus trabajadores asistencia médica para asegurarse que sus lugares de trabajo sean completamente seguros para sus colaboradores. Hacia allí vamos.

Dejá tu comentario