12 de septiembre 2023 - 00:00

Taiana redobla, en acto militar, política de proyección hacia Atlántico Sur y Antártida

El ministro anunció la aprobación del Plan de Capacidades Militares, documento liminar sobre la gestión de la política de Defensa del país.

Jorge Taiana. 

Jorge Taiana. 

En el acto en conmemoración por el 75 ° aniversario de la creación del Estado Mayor Conjunto, el ministro de Defensa, Jorge Taiana anunció la aprobación del Plan de Capacidades Militares (PLANCAMIL) y reforzó la estrategia de proyección hacia el Atlántico Sur y la Antártida. El Plan de Capacidades es el documento liminar sobre la gestión de la política de Defensa del país.

Con información de carácter secreta, detalla líneas rectoras en los planes de inversión en línea con las capacidades militares que deben ser atendidas para cumplir la misión del instrumento militar (las tres fuerzas armadas). Simplificando, es la descripción de en qué invertir (armamento, medios, industria de defensa, etc.), para qué, en qué plazo, con cuáles recursos y cómo, previo a un análisis estratégico y geopolítico de los conflictos y la afectación en el interés nacional.

Durante la ceremonia realizada en el Salón San Martín del Edificio Libertador, tanto Taiana como el titular del Estado Mayor Conjunto, teniente general Juan Paleo, fundaron sendos discursos con arreglo al artículo 2° de la resolución RESOL 2023-1365-APN-MD que aprueba el Plan de Capacidades Militares (PLANCAMIL). Ahí se establece que el PLANCAMIL “sintetiza el Planeamiento Estratégico Militar de Mediano Plazo, constituyendo el documento rector que determina el modelo posible de evolución de las Fuerzas Armadas”.

Taiana arrancó con una frase dirigida al frente interno: “El fortalecimiento de esas capacidades (militares) y el bienestar del personal fueron nuestro horizonte al asumir esta gestión”. Luego trazó una vez más el eje central de su política: “Aumentar la coordinación y la conjuntez de las Fuerzas Armadas, en el camino de una estrategia defensiva, cooperativa y autónoma, con capacidad y fuerza de disuasión, teniendo en cuenta la estrategia nacional de desarrollo y despliegue hacia la Antártida y el Atlántico Sur”, dijo el ministro.

“Reforzamos la presencia y proyección nacional en la Antártida y en el Atlántico Sur, con medidas como la puesta en marcha de la Base Naval Integrada en un enclave estratégico como lo es la ciudad de Ushuaia, la creación de la primera Guarnición Militar Conjunta en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida, e Islas del Atlántico Sur, y los avances realizados para la recuperación de la base antártica Petrel, que volvió a ser permanente tras 50 años, la proyección de nuestro país hacia el Atlántico Sur y la Antártida mantiene estrecha relación con el reclamo por el ejercicio pleno de soberanía sobre nuestro territorio ocupado, el cual permanece más firme que nunca porque la integridad territorial de la Argentina no será plena mientras haya una potencia extranjera como el Reino Unido ocupando Malvinas y haciendo uso de los recursos que nos pertenecen por legítimo derecho” agregó Taiana.

Definición que quizá buscó responder apreciaciones de la presunta canciller del espacio de Milei, Diana Mondino, quien en una entrevista concedida al diario británico The Telegraph, afirmó que “los derechos de los isleños serán respetados y los isleños deben decidir su propio destino”. La frase abre la polémica sobre una cuestión de fondo, la aplicabilidad del principio de autodeterminación a una población que se considera implantada en el territorio insular. A su turno el teniente general Paleo, titular del Estado Mayor Conjunto, volvió sobre el asunto Atlántico Sur-Antártida y punteó hitos operativos concretados por las fuerzas: el cumplimiento de la ETAPA II del Plan de Desarrollo de la base Petrel, que cambiará radicalmente la forma de operar en la Antártida (n.r. la extensión de la pista y el clima menos hostil permite la operación de aeronaves todo el año), el refuerzo de las operaciones del Comando Conjunto Marítimo (con responsabilidad en el Atlántico Sur) a partir de la incorporación de aviones B-200 y de un cuatrimotor Orión, tras la etapa de prueba que lleva adelante FAdeA luego de un overhaul, además de la llegada de 4 más adquiridos a Noruega cuyo trámite de usuario final debe completarse con los Estados Unidos.

El jefe Paleo también mencionó el incremento de la capacidad de vigilancia radar en esa área de espacio aéreo y oceánico con la instalación de radares en Trelew, Río Grande y Río Gallegos. El espectro de vigilancia radárica se complementará con un requerimiento operativo al INVAP, el desarrollo en un plazo de 5 años, de un satélite de comunicaciones geoestacionario propio, que permita el comando y control de los medios del Instrumento Militar.

Dejá tu comentario

Te puede interesar