Bañeros inimputables, igual que en los 80

Espectáculos

«Bañeros 3. Todopoderosos» ( Argentina, 2006, habl. en español). Dir.: R. Ledo. Guión: S. Valverde Calvo y S. Valverde Freire. Int.: E. Disi, G. Renni, L. Salazar, P. David, P. Granados, P. Peña, F. Villarreal, J.J. Montejo.

Una generación de espectadores creció en los '80 con las cuatro cintas de extermineitors, las dos de brigada explosiva, las dos de bañeros, la de los matamonstruos, la de los pilotos, y la del extraterrestre, casi todas con el mismo elenco estable, y diversas figuras femeninas que dejaban a cualquiera en situación inestable. Así creció también la cuenta bancaria de Sono Film. Ahora, para quienes se quedaron en los '80, y también porque hay una generación que no la conoce, vuelve la serie de los bañeros.

Si se quiere, es todo lo mismo. Vale decir, los mismos libretistas, las historias deshilvanadas, los recursos de parodia, bufonería y travestismo a nivel de picardía para niños, la complicidad con el público, la feliz e irresponsable impunidad en casi todos los órdenes, mucho sol, mucha cola al aire, mucha batahola, figuras invitadas, y final congelado.

Pero no es lo mismo. Del grupo original sólo están Emilio Disi y Gino Renni. Hay unos muchachos nuevos, venidos del teletinellismo, pero la pantalla grande todavía les queda grande. Encima los chistes son aún más viejos y/o malos, y la realización es tan mala que hasta resulta inimputable. En suma, éste es un Regreso sin Gloria. Ah, pero con Luciana y Pamela (así de malos son los chistes), y con varias otras criaturas de similar atractivo, aparte de un montón de perros, porque según el argumento (en efecto, hay un argumento) decenas de extras con la ropa de ninjas de una película anterior secuestran perros con el siniestro fin de dominar el mundo. ¿Y cómo piensan hacerlo? Bueno, ésa es una de las originalidades que tiene la película, y hay que saber valorarla. Ya se la van a copiar los de Hollywood, en compensación por las cosas que aquí le roban y destrozan, desde el nombre de Susie Wong para Pamela David en adelante.

A tener en cuenta: al final Paolo el Rockero canta un tema de su autoría, cuyo estribillo, alegre y amenazador, dice «Tiembla el mundo entero, vuelven los bañeros». En una de esas también vuelven los extermineitors y todo el resto. Eramos tan pobres...

Dejá tu comentario