Pestes del pasado, debate del presente

Espectáculos

El irlandés Jonathan Swift sentenció: “todo es por comparación”, y lo confirmó con su novela “Los viajes de Gulliver”. Frente a la cursilería del “toda comparación es odiosa” surge la conciencia de que, por el contrario, es aleccionadora. Un buen ejemplo se da al leer “Morir en las grandes pestes”, donde el historiador Maximiliano Fiquepron estudia las epidemias de cólera y fiebre amarilla que asolaron la ciudad de Buenos Aires a fines del siglo XIX. Inevitablemente se relaciona lo sucedido en el pasado con lo que ocurre hoy con el covid-19. Fiquepron comienza con una lectura del extraordinario cuadro de Blanes, “Un episodio de la fiebre amarilla en Buenos Aires” (1871), donde aparecen los heroicos médicos Roque Pérez y Manuel Argerich, quien moriría combatiendo la epidemia. A partir de allí abre un panorama de la diferencia social: el hacinamiento de los conventillos frente al éxodo a la zona norte de los pudientes, y señala las diversas representaciones que se hicieron de la crítica situación sanitaria. Manifestaciones que no dejaron de ser usadas por quienes buscaban réditos políticos opositores. Frente a eso se señala que “las epidemias obraron como un vector de institucionalización de políticas de Estado en torno a la salud, la prevención y forjaron una legislación que perduró hasta nuestros días”.

Los ecos con la situación actual se ponen aún más en evidencia cuando sectores -entre 1860 y 1880- cuestionan la falta de organización de las autoridades, los excesos del gobierno frente a una enfermedad que se sobredimensiona y que en realidad no existe, las equivocadas medidas preventivas implementadas que, o no sirvieron o fallaron, y por otra parte la epidemia sólo golpea a gente de los conventillos (los miles de muertos son pobres o indigentes), y si no que es un problema meramente ambiental o un castigo divino. Para Fiquepron, la epidemia determina prioridades en el arte de gobernar; acaso por eso, se buscó imponer una idea de la epidemia que invisibilizó el accionar estatal y exaltó las prácticas privadas. Con esta obra, Fiquepron obtuvo el Primer Premio de la Asociación Argentina de Investigadores en Historia a la mejor tesis doctoral 2017.

Manuel Soler Herrera

=Maximiliano Fiquepron “Morir en las grandes pestes. Las epidemias de cólera y fiebre amarilla en la Buenos Aires del siglo XIX” (Bs. As., Siglo Veintiuno, 2020, 190 págs.)

Temas

Dejá tu comentario