Cannes online con importante papel de argentinos

Espectáculos

Se presentó ayer, en el marco del Mercado del Festival de Cannes online, la segunda edición de Fantastic Seven. Sección especial del Marché du Film dedicada a uno de los géneros más en auge hoy en el mundo, el fantástico, y sus ramas en el cine de terror, ciencia ficción, etc. Fantastic Seven es propiedad de Cannes y fue fundada el año pasado por Jérôme Paillard, director ejecutivo del Mercado del festival francés; Mónica García, del festival de cine fantástico de Sitges, Cataluña, y Bernardo Bergeret, director de Ventana Sur, el mercado argentino de muy estrechas relaciones con Cannes. Bergeret, que está participando en representación de ese mercado, fundó hace siete años Blood Window, una sección especializada de Ventana Sur, dedicada al fantástico, cuyo éxito también inspiró el año pasado la puesta en marcha de Fantastic Seven.

En declaraciones que publicó ayer la edición digital de Cannes para “Variety”, Bergeret dijo que el cine fantástico “ha ganado una importancia renovada en la situación global actual, altamente impredecible y llena de miedo”, y agregó que “siempre se ha dicho que la realidad supera a la ficción, pero ahora vamos a mostrar siete proyectos fantásticos que pueden enfrentar y superar la realidad en la que vivimos”. Fantastic Seven es una sección de pitcheo (neologismo que refiere a cuando un productor ejecutivo, o un director, presentan y defienden en un mercado un proyecto determinado, en busca de convencer a potenciales productores financieros a que inviertan en él). El nombre alude a siete festivales de importancia, Sitges (España), Bucheon (Corea del Sur), El Cairo (Egipto), Guadalajara (México), Macao (China), SXSW (South for Southwest, de Austin, Texas, EE.UU.) y Toronto (Canadá), que están involucrados en la tarea de presentar, cada uno, un proyecto de cine fantástico para obtener financiación.

Más allá de Fantastic Seven, la Argentina está presente en esta versión virtual del Marchè du Film, que se realiza esta semana, con 25 slots (películas/espacios), que se repartieron de esta forma: 12 fueron dadas a entidades, según un criterio de selección sobre la cotidianidad y el efecto que han tenido sus últimas producciones. Seis a las regiones, las cuales eligieron la presencia de películas de Jujuy, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Tierra del Fuego y CABA; otras tres fueron seleccionadas por el Festival Internacional de Mar del Plata, único Clase A de la región; otras tres salieron de Ventana Sur, y uno para la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, que utilizó el espacio de 120 minutos para presentar cortos de sus alumnos. El Incaa destacó el apoyo que dieron el Ministerio de Turismo para el material de la Film Commission (el ente encargado de mostrarle al mundo las locaciones con las que cuenta Argentina para rodar en el país).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario