"Rick y Morty": el regreso a la trasnoche de una tira de culto

Espectáculos

Aunque con cinco temporadas, y un premio Emmy, “Rick y Morty” ya tenía muchos seguidores, desde hace unas semanas su aparición en la medianoche del canal Warner sorprendió a los televidentes. Esta serie es uno de los mejores shows de animación “para audiencias maduras” que se puede ver hoy, a la manera del compilado de cartoons “adult swing” que Warner programa las medianoches, de lunes a jueves y sábados, formado por este programa junto a shows como “Final Space” y el clásico del stop-motion animation “Robot Chicken”,

“Rick y Morty” es una parodia irreverente de los protagonistas de “Volver al futuro”, con Rick como el científico loco, aquí también alcohólico e inescrupuloso, y Morty como su no muy brillante nieto a quien el abuelo necesita siempre para alguna tarea desagradable. Más allá de lo chapucero de su técnica animada (heredera de la estrategia de “South Park”), las historias de “Rick y Morty” son complejas, al punto de que si no se las pesca desde el inicio de un episodio se corre el riesgo de no entender nada.

Como en los cuentos de Philip K. Dick, estos dos personajes se especializan en deambular por realidades paralelas, caleidoscópicas, que siempre tienen algún guiño a los clásicos de la literatura fantástica, ya sea el mismo Dick, Stephen King o Tolkien, claro que siempre con elaborado diseño y un nivel de humor cruel, inusitado, que es lo que vuelve algo único a este show que atrapa como pocos y que en la Argentina solo se lo había visto unos pocos meses cuando se lo emitió la señal TBS.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario