De la mano de Francis Bacon, Sotheby's tuvo la mejor subasta de su historia

Espectáculos

Dos obras de Francis Bacon y Mark Rothko fueron hoy la cara y la cruz de una subasta de Arte Contemporáneo, que alcanzó un valor total de 362 millones de dólares y fue la más exitosa realizada hasta ahora por la casa Sotheby's.

"Esta ha sido nuestra mejor venta en la historia de Sotheby's en cualquier categoría y a nivel mundial", proclamó Tobias Meyer, director de Arte Contemporáneo en esta firma, al término de una venta que duró más de dos horas y que condujo él mismo.

"Ha sido el total más elevado conseguido en los 264 años de historia de Sotteby's", agregó Meyer en conferencia de prensa y recordó que la cifra total de ventas superó las previsiones más optimistas que habían hecho, de en torno a 356 millones de dólares.

La obra "Triptych, 1976", del pintor irlandés Francis Bacon (1909-1992) y que se presentaba como la pieza estelar de la velada, cumplió con las expectativas previas. Varios participantes en la velada mostraron de inmediato, desde la sala y a través de los teléfonos, que estaban dispuestos a llevarse la obra y las ofertas comenzaron a fluir a partir de los 60 millones de dólares en que se inició la puja.

En un momento de pausa, ya por encima de los 70 millones, Meyer animó a los potenciales compradores, entre las risas de los asistentes, a que pensaran en euros en lugar de dólares y así les parecería más baratas las cifras que se estaban ofreciendo.

Finalmente uno de ellos se quedó sin rivales al alcanzarse la cifra de 77 millones de dólares que, incluidas comisiones, eleva a 86,2 millones de dólares el precio final que pagara por la obra.

Esa cifra constituye, según Meyer, la más alta pagada hasta ahora en subasta por una obra del periodo de Posguerra.

"Se merece cada uno de esos dólares porque es una de las mejores pinturas del siglo XX", señaló el experto y precisó que, además, representa el precio más alto pagado por una obra de este artista irlandés.

La pintura está considerada como la más importante de Bacon en manos privadas y fue la obra central de una exhibición organizada en 1977 por la galería Claude Bernard de París, que presentó las creaciones más recientes del pintor.

En los últimos 30 años ha estado en poder del mismo coleccionista que la adquirió a la galería parisina en los años setenta.

Él cuadro "Orange, Red, Yellow"(1956), de Mark Rothko, que aparecía en el catálogo como una de las piezas que también podía despertar mayor interés entre los potenciales compradores, resultó ser la mayor decepción de la noche y quedó sin venderse.

El cuadro, con trazos sólidos y en vivos colores rojos, naranjas y amarillos, se esperaba que podría conseguir unos 35 millones de dólares, pero no logró pasar de los 33 millones.

Las expectativas eran grandes después de que la noche anterior, en una subasta de Christie's, otra pintura del mismo artista, titulada, "No.15" y realizada en 1952, se adjudicara por un precio total de 50,4 millones de dólares y resultó la más cara de esa velada.

Otro de los atractivos de la noche era "Overdrive" (1963) del pintor estadounidense Robert Rauschenberg, considerado como un icono de la creación artística del siglo XX y que falleció el martes pasado, a los 82 años de edad.

"Overdrive" se adjudicó esta noche por un precio total de 14,6 millones de dólares y estableció un nuevo récord para una obra de ese artista en subasta.

La obra "MG 9", de Yves Klein, se la llevó un comprador después de pagar un precio total de 23,5 millones, el más alto hasta ahora para una obra de ese artista.

Algo similar ocurrió con la escultura de Takashi Murukami titulada "My Lonesome Cowboy" (1998), una provocadora pieza de un desnudo masculino que salía con un estimado de entre 3 millones y 4 millones de dólares y alcanzó finalmente los 15,1 millones.

De los 83 lotes ofrecidos, solo 10 se quedaron sin vender y 8 de los que hallaron comprador superaron los 10 millones de dólares, 14 se adjudicaron por más de 5 millones y 55 obras consiguieron un precio superior al millón de dólares.

Dejá tu comentario