12 de diciembre 2001 - 00:00

Después de "Harry Potter" empezó la fiebre "Anillo"

Liv Tyler, Sir Ian McKellen y Elijah Wood
Liv Tyler, Sir Ian McKellen y Elijah Wood
(12/12/01) Londres - Con la presencia de sus figuras principales en el hall del cine de Leicester Square, entre ellos Sir Ian McKellen, Liv Tyler y Elijah Wood, se realizó anteayer en Londres la avant-première de «El señor de los anillos», cuya trilogía costó cerca de 280 millones de dólares. La segunda y tercera parte serán lanzadas en la Navidad de 2002 y de 2003 respectivamente.
 
La saga de
J.R.R. Tolkien que ha atraído a más de 100 millones de lectores en los últimos 50 años ya tiene mayores repercusiones por su versión cinematográfica que por los libros que circulan desde 1954. Algo parecido a la denominada «Pottermanía» (a partir de la película «Harry Potter») está ocurriendo con este primer film de la trilogía, que no sólo cuenta con un fuerte dispositivo de promoción sino que ya ha generado un importante mercado de productos coleccionables y sitios de Internet dedicados a la saga cinematográfica.

La «Hobbitmanía» se materializa en lo inimaginable: se subastan anillos (cuestan entre 17 y 100 dólares) además de tazas, estatuas, juguetes y miniaturas de Gandalfs, Frodos, Lurtzs y Golums, entre otros personajes. También existe un club social llamado «Hobbits», diseñado a imagen del entorno imaginado por Tolkien, con cascadas incluídas. En Hawai, los turistas cuentan con el complejo hotelero «Hobbit house», recientemente inaugurado y que se publicita como «un lugar para hacer realidad los sueños y misterios durante las vacaciones». Las casas están construídas por dentro y por fuera como las posadas encantadas de la trilogía.

En la mayoría de sitios de Internet vinculados Tolkien o a los hobbits, se destaca la saga cinematográfica por sobre los libros: además de la publicidad de juegos reales y virtuales, videos, cartas, posters y calendarios que invadieron la red durante la filmación de la trilogía, se cuentan las infaltables (y más divertidas) sátiras. Una página llamada «Fraud of the rings» presenta chistes, historietas y toda clase de caricaturas de hobbits.

Cofradía

En uno de los chats se hacía mención a Clint Eastwood como el mejor miembro de la comunidad del anillo (como broma al hecho de que el actor estadounidense Elijah Wood, de 20 años, es quien protagoniza la película. En relación al joven actor que encarnó a Frodo Bolson, trascendió que trajo un tatuaje como «souvenir» de los 18 meses de rodaje de esa trilogía en Nueva Zelanda. El tatuaje, es un dibujo que significa «nueve» en «élfico», uno de los idiomas creados por Tolkien. En los chats (de sitios pro-anillo) no faltaban aquellos entusiasmados con tatuarse otros emblemas alusivos.

Sin embargo también hubo una «hobbitmanía» anterior a la saga:
Led Zeppelin presenta temas inspirados en los libros de Tolkien. «Ramble On», «The Battle of evermore» y «Mosty Mountain Hop», entre otros, responden al fanatismo del lider de la banda, Robert Plant. Hasta se dijo que llamó a su perro Strider por su dovoción a ese personaje creado por Tolkien.

En ocasión de la avant-première mundial circularon versiones según las cuales la lucha
contra los poderes oscuros del reino fantástico que tiene lugar en «El señor de los anillos» establece paralelismos con la actual guerra contra el terrorismo internacional. Inclusive el maligno brujo Saruman, que encarna
Christopher Lee, fue comparado con Osama bin Laden.

El director
Peter Jackson, escoltado por los productores, salió en defensa del film y recordó que luego de la publicación de la trilogía de Tolkien, en 1954 y 1955, también la epopeya fue entendida por muchos como una parábola de la lucha inglesa contra la Alemania de Hitler. Y destacaron que «el propio Tolkien señaló esa teoría como errónea ya que su aspiración era crear un mito extemporáneo».

Dejá tu comentario

Te puede interesar