Grabaciones

Espectáculos

Keith Urban se suma al estilo “country”

El country resurgió en la era Trump, pero es un tipo de country siglo XXI. Uno de los ejemplos de este fenómeno fue el reciente y muy exitoso “Folklore”, de Taylor Swift. Keith Urban hace ahora su aporte con este flamante “The Sped of Now Part 1”, que ya desde su título parece vinculado a retratar las percepciones personales del cantante en estos tiempos pandémicos. Pero, a diferencia de Swift, Urban no se encierra en la introspección, las letras, ni tampoco en los sonidos. “The Speed of Now Part 1” es una dinámica combinación de canciones con melodías contagiosas con mucho soul, al punto de que por momentos podría entenderse como moderno heredero de aquellos gloriosos días en los que Ray Charles podía saltar sin problemas del rythmn & blues al country, sólo que construido a partir de un concepto moderno a partir de una elaborada mezcla digital y un trabajo de producción en estudio. Este disco propone canciones de tono “up” para un mundo apocalíptico, con varios momentos que están entre lo mejor de Urban, y un hit seguro, “One Too Many”, cantado en un brillante dueto junto a Pink.

Diego Curubeto

=“The Speed of Now Part 1”, Keith Urban. Universal/Capitol 0738322.

Cat Stevens regraba (y arruina) disco clásico

La pandemia afecta especialmente a las viejas glorias del pop, esos que hace décadas no dejan de hacer giras por todo el mundo con sus clásicos hits. Por eso, en estos meses hemos visto cómo algunos músicos legendarios volvieron a entrar en un estudio por primera vez en décadas. Pero en este sentido, el que se las ingenió mejor para seguir viviendo de sus grandes éxitos es Cat Stevens (rebautizado Yusuf desde que se convirtió al Islam), que tuvo la astuta idea de convocar al productor de su obra cumbre, “Tea for the Tillerman”, y volver a grabarlo tema por tema con arreglos remozados. Con canciones grandiosas que en los ’70 fusionaron el folk con el soft rock, el disco sigue incluyendo “Where Do The Children Play” o “Father And Son”, pero en esta “remake” ya no suenan de modo tan genuino como en el original. De hecho, hay algunos desastres casi tragicómicos, como la nueva versión jazzeada y hasta tangueada de “Wild World”, y un vergonzoso intento de rap en “Long Boats”. A los 72 años, Cat Stevens no necesitaba desmejorar su obra maestra, pero evidentemente tenía que pagar las cuentas. Al menos, el viejo zorro fue original a la hora de seguir sacándole cash a sus viejos hits, y no se lo puede culpar por eso.

D. C.

=“Tea for the Tillerman 2”, Cat Stevens/Yusuf. A&M 0888595.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario