El documental de Britney Spears: su brote en 2007 y el acuerdo legal con su padre

Espectáculos

"Framing Britney Spears", desarrollado por The New York Times, examina el movimiento llamado "Free Britney", formado por fanáticos quienes exigen que "la liberen" de la tutela de su progenitor. El mismo se puede ver por la plataforma Hulu.

El nuevo documental “Framing Britney Spears” desarrollado por The New York Times examina el movimiento llamado “Free Britney”, formado por fanáticos de la estrella del pop, quienes exigen que “la liberen” de la tutela sancionada por la corte de Estados Unidos que mantiene sus derechos restringidos. Además, captura lo que el público podría no saber sobre la batalla judicial con su padre respecto de quién debería controlar el patrimonio generado por la artista.

Embed

Tal como explicó The New York Times, la carrera y la vida de una de las superestrellas más importantes de la música están estancadas. Y si bien en la década del 90 ascendió al estrellato mundial, su camino fue en descenso cuando sus luchas personales coparon los programas de entrevistas nocturnos y la industria de revistas sensacionalistas.

El documental también pone en evidencia la campaña de presión machista por parte de los medios de comunicación y de entretenimiento a lo largo de su carrera, que incluyó ataques sexistas y una grave presión sobre su figura, por lo que presenta entrevistas con personas clave en su vida.

Las mismas incluyen una amiga de la familia que viajó junto a Spears durante gran parte de su trayectoria activa, el ejecutivo de marketing que creó originalmente su imagen, un abogado que actualmente trabaja en la tutela y el abogado que intentó contratar en los primeros días de la tutela para desafiar a su padre. La producción está disponible en la plataforma Hulu.

Embed

El brote psiquiátrico de 2007

La crisis tras la ruptura con su primer marido, la batalla por la tutela de sus hijos y sus ingresos en centros de salud mental, por mencionar solo algunos de los escándalos que rodean su figura, quedaron documentados para la eternidad en las cámaras.

Ya sea conduciendo irresponsablemente con su hijo, entonces un bebé, sentado sobre sus piernas; o rapada atacando una camioneta con un paraguas, cada uno de sus actos estuvieron bajo el escrutinio público desde aquel primer sencillo que determinó para siempre su destino.

Britney Spears.jpg
Las imágenes de Britney Spears rapada atacando una camioneta con un paraguas.

Las imágenes de Britney Spears rapada atacando una camioneta con un paraguas.

“Mi vida estaba controlada por demasiada gente y eso es algo que no te permite ser vos misma. Eran otros los que tomaban todas las decisiones por mí”, reconoció la estrella en el diario israelí Yediot Ahronot en agosto del año pasado, declaraciones que fueron retomadas por la Revista Vanity Fair.

“En esa situación, cuando ya no tenés el control sobre vos mismo, todo te parece menos excitante. Perdés la pasión y eso se nota en tu música. Estaba perdida y no sabía qué hacer con mi vida. Lo único que quería era complacer a todo el mundo a mi alrededor, porque así es como realmente soy. Pero ahora miro atrás y no puedo evitar preguntarme: '¿En qué carajo estaba pensando?'", agregó.

“Los que empezamos muy jóvenes en este negocio tenemos que aprender sobre la marcha a encontrar el equilibrio entre nuestra vida personal y nuestra vida profesional. Entonces todo era muy diferente, no sabía siempre qué estaba bien y qué estaba mal, me dejaba llevar por el instinto”, concluyó.

La batalla legal de Britney Spears con su padre

La estrella del pop ingresó a la tutela en 2008, a los 26 años, cuando sus excesos estaban en exhibición pública. Esta circunstancia, que en un principio se consideró temporal, todavía sigue vigente. Ahora tiene 39, y un número cada vez mayor de fans están agitando en su nombre y planteando interrogantes sobre las verdaderas libertades civiles de las que goza.

Britney Spears y su padre.jpg
Britney y Jamie Spears, su padre.

Britney y Jamie Spears, su padre.

El pasado noviembre, Spears perdió un intento legal por retirarle la tutela a su progenitor. Él, por su parte, asegura que está protegiendo a su hija frente a "aquellos con intereses egoístas y que buscan hacerle daño".

"Tiene la capacidad suficiente para decir 'No quiero que mi padre sea mi tutor legal, no voy a actuar si sigue siéndolo. Quizá no necesita un tutor", comentó el exabogado de la cantante, Adam Streisand, en el documental.

Dejá tu comentario