Film argentino se llevó dos Osos de Plata el festival de Berlín

Espectáculos

El filme argentino "El otro", de Ariel Rotter, ganó ayer el Gran Premio Especial del Jurado del 57 Festival Internacional de Cine de Berlín, donde el actor Julio Chávez, su protagonista, obtuvo el Oso de Plata a la mejor interpretación masculina.

Repitiendo la excelente performance que "El abrazo partido" tuvo en Berlín en 2004 (con idénticos premios para la obra de Daniel Burman y el actor Daniel Hendler), el nuevo filme de Rotter dió la gran sorpresa, al quedarse con dos de las estatuillas más codiciadas del certamen alemán.

"Estuve 14 horas en Berlín, pero tuve que regresar a Buenos Aires. Ayer (viernes) me llamaron para pedirme que volviera y eso un poco anticipó una posibilidad. Más allá de eso, se trata de un premio muy importante y estoy muy contento y agradecido", afirmó Julio Chávez.

"Es una hermosa película, una obra encantadora tanto para la mirada del director como para la de aquellos que siguen este tipo de cine. Estos premios abren una vía de esperanza para un film sin pretensiones comerciales que podrá llegar mejor al público al cual está destinado", agregó el actor.

"El otro" es una película muy particular -tanto que en Berlín dividió las aguas de la crítica entre fervientes admiradores y detractores acérrimos- y se basa en el tiempo, el cuerpo y la percepción para narrar el viaje de transformación interior de un hombre que juega a ser otro.

"Ante todo es una película de percepción, donde lo que sucede, ocurre sólo y gracias a la percepción del protagonista. Fuera de su mirada no hay nada", explicó el cineasta -que se mostró muy emocionado tras recibir el premio-.

Rotter, que había debutado en 2000 con "Sólo por hoy", una historia en la que exploró dramas y sueños insatisfechos de un grupo de jóvenes, se centró ahora en la intimidad de un hombre que atraviesa un estado anímico particular y tiene una forma especial de percibir el mundo.

La película describe cómo un habitual viaje de negocios a la ciudad de Entre Ríos se transforma en otro tipo de viaje para el personaje encarnado por Chávez ("Un Oso rojo", "Extraño", "El custodio"), que decide tomar otra identidad, inventarse una profesión y considerar seriamente la posibilidad de no volver a ser el mismo.

"Lo que me gusta de la película -señaló Chávez- es su sencillez y la humanidad con la que comunica el asunto del cual quiere hablar, que es la existencia y la conciencia del cuerpo y del tiempo. Eso esta muy bien narrado en un relato muy calmo, sereno y expresivo".

Chávez agregó que "la película tiene como circunstancia un viaje de trabajo en el que el protagonista decide jugar de manera ingenua a hacerse pasar por otro, porque quiere experimentar lo que le está sucediendo liberado de su identidad".

Sin embargo, "ser otro no lo libera del paso del tiempo y de sus manifestaciones en el cuerpo, ni tampoco de tomar conciencia de que está despidiendo a su padre y está recibiendo a su hijo", precisó Chávez.

"El desafío fue comunicar ese conflicto a través de un ser que no está atormentado ni resentido ni torturado. Sí está atravezando una crisis, porque se da cuenta de que estamos de paso. Sufre de una experiencia humana inevitable que es el paso del tiempo y las transformaciones que provoca en el cuerpo", explicó el actor.

Por su parte, Rotter añadió que la película "no se propone en términos de acción. En cambio, sí hay una intención de transmitir lo que este hombre está sintiendo, ya que muestra cómo redescubre su contacto con la naturaleza y con la vida", añadió el cineasta.

"Su viaje empieza a convertirse en otro viaje, donde se toma una suerte de descanso de su propio ser y se anima a jugar con la posibilidad de que él no es sólo él. Toma una identidad prestada y juega durante unos días a que es otra persona", explicó Rotter.

En relación a su trabajo con Chávez, Rotter dijo que el actor "es un lujo para cualquier director. A sus cualidades actorales le agrega un nivel de verdad y un presente a las cosas que es muy impresionante. Algo que lo destaca del resto es que sus ojos en sí mismo son una película".

"Creo que Chávez elige trabajar en películas donde cree poder comprender el universo que le propone el realizador. Es muy selectivo con los proyectos y creo que elige los personajes que vibran en su propia afinación", opinó el cineasta.

  • La siguiente es la lista de premios otorgados hoy en el 57 festival de cine de Berlín.

    OSO DE ORO: "La boda de Tu Ya" (Tu Ya de Hun shi) de Wang Quan'an (China).

    OSO DE PLATA-PREMIO ESPECIAL DEL JURADO: "El otro" de Ariel Rotter (Argentina).

    PREMIO ALFRED BAUER: "Soy un Cyborg pero no me importa" de Park Chan-wook (Corea del Sur).

    MEJOR ACTOR: Julio Chávez por "El otro" (Argentina).

    MEJOR ACTRIZ: Nina Hoss por "Yella" de Christian Petzold (Alemania).

    MEJOR DIRECTOR: Joseph Cedar por "Beaufort" (Israel).

    MEJOR OPERA PRIMA: "Vanaja" de Rajnesh Domalpalli (India).

    MEJOR CONTRIBUCION ARTISTICA: a todo el reparto de "The GoodShepherd" de Robert De Niro (EEUU).


  • MEJOR USO DE LA MUSICA: "Hallasm Foe" de David Mackenzie (GB).

    Dejá tu comentario