Ladrones y policías unidos por silbidos

Espectáculos

Más allá de su nacionalidad, idiomas múltiples y locaciones exóticas, lo más inusitado de esta película de Corneliu Porumboiu, “auteur” rumano conocido por títulos como “Policía, adjetivo”, es su intrincado pero no del todo ilógico uso del ancestral lenguaje de silbidos oriundo de las Canarias como motor de una trama de thriller ciento por ciento original. El argumento presenta, de manera fragmentada, varios personajes, tanto policías como hampones obsesionados con lograr que un tipo que está preso revele dónde escondió muchos millones de euros. Como todos los involucrados en el asunto están inmersos en delitos o sospechas de corrupción y viven sometidos a la más estricta vigilancia, el modo de comunicarse coordinando el escape es a través de los “silbidos gomeros”, lenguaje sonoro que el protagonista necesita dominar.

Narrada a través de segmentos titulados como los diferentes personajes, la historia está contada con una ironía sutil, sin que el director permita a los actores que abandonen la más seria cara de poker por inusitadas que sean sus acciones. Este equilibrio es una de las principales cualidades de “La gomera”, mientras que su punto débil son los abruptos cambios de estilo entre un segmento y otro, que por momentos parecen pertenecer a películas distintas. El uso dramático del sonido es notable, no sólo por el lenguaje silbado sino también por la construcción de numerosas escenas a partir de arias famosas o clásicos rockeros.

“La gomera” (Rumania-Francia-Alemania, 2019). Dir.: C. Porumboiu. Int.: V. Ivanov, C. Marlon, R. Laza.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario