Madrid despide raro Velázquez "privado"

Espectáculos

Madrid (EFE) - La casa de subastas Sotheby's exhibe este miércoles y jueves en la sala Mirador del Museo Thyssen de Madrid el cuadro de Diego de Velázquez, «Santa Rufina», que saldrá a subasta en Londres el próximo 4 de julio. Se trata de una de las pocas obras de este pintor que permanecen en manos privadas, y que se expone al público estos días junto a obras de Miró, Picasso o Tàpies, que también participarán en la puja.

«Entre los posibles compradores parecen encontrarse instituciones públicas españolas y extranjeras», según reveló durante la presentación de la exposición James McDonald, experto en pintura antigua de la prestigiosa casa de subastas inglesa. Para él, la subasta de este cuadro, que sale con un precio de partida de entre nueve y doce millones de euros (alrededor de 12 y 16 millones de dólares), es «un acontecimiento para el mundo del arte», ya que sólo existen media docena de obras de Velázquez (1599-1660) en manos privadas.

Aunque este óleo es el máximo atractivo de la exposición, la muestra también incluye cuadros de Juan Gris, Pablo Picasso, Joan Miró, Antonio Tapies o Rafael Canogar. Estas obras también participarán en las pujas organizadas por Sotheby's en Londres entre el 19 y el 22 de junio.

Durante su reciente visita a Sevilla, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ya anunció que su cartera no participaría en la puja ya que las previsiones presupuestarias del ministerio para este año ya están adjudicadas y, según indicó, «no se pueden improvisar 9 millones de euros de un día para otro».

Santa Rufina es, junto a su hermana santa Justa, santa patrona y protectora de Sevilla. Por este motivo, el Ayuntamiento hispalense y el propio Ministeriode Cultura se interesaron por su adquisición en 1999, cuando el lienzo salió a subasta en la Galería Christie's de Nueva York por tres millones de dólares, aunque finalmente alcanzó los 8 millones, y quedó en manos privadas.

La autoría de la obra fue motivo de controversia en aquel momento, y es que, aunque la mayoría de los peritos coinciden en atribuir a Velázquez el cuadro, la autoría ha sido puesta en duda por expertos de la talla de Jonathan Brown, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Nueva York.

«La mayoría de los expertos en Velázquez apoyan que 'Santa Rufina' es obra del pintor sevillano. Recientemente se ha analizado esta obra en comparación con 'La Sibila' -que data de la misma época- y, gracias a los rayos X, se ha podido observar que el trazo es muy similar», aseveró McDonald, quien indicó que según la postura de Brown, es posible que la obra sea de Velázquez aunque no es seguro.

«Santa Rufina» representa a la patrona de Sevilla con un bastón de palma y unas tazas en las manos. Sin embargo, es probable que la cara pertenezca a Ignacia o Francisca Velázquez, hijas del pintor, según explicó McDonald, que ha fechado la obra hacia principios de 1630.

Entre la veintena de obras españolas que saldrán a subasta y que ahora se exponen, también destacan «Le Peintre» de Picasso, con un precio de partida entre 3,2 y 4,1 millones de euros; «Bol et livre» de Juan Gris, con una salida de entre 300.000 y 450.000 euros; o «Vanitas borratxas» de Miquel Barceló, con un precio de entre 265.000 y 365.000 euros. También varias obras de Miró, Tàpies, Saura o Manolo Millares que rondan los doscientos mil euros.

Dejá tu comentario