Mercado sólido: se batieron 18 récords en obras de arte

Espectáculos

Nueva York (EFE) - Como «extraordinaria» ha calificado la firma «Christie's» su subasta de arte contemporáneo, en la que los resultados de ventas superaron sus más altas expectativas y 18 artistas establecieron récords. Christie's sacó a la venta el martes 70 obras de arte contemporáneo y de la posguerra, de las que se vendieron 66 por un total de 157,4 millones de dólares, una cantidad que se sitúa por arriba del estimado máximo de la casa de subastas, que era de 145,6 millones de dólares.

Los resultados fueron descritos como «extraordinarios» por el subastador Christopher Burge, presidente de «Christie's» de los Estados Unidos, en una conferencia de prensa celebrada al finalizar la subasta. «Ha sido una de las subastas más asombrosas de toda mi carrera. Estamos en presencia de un mercado muy sólido, que parece haber llegado para quedarse», apuntó.

Burge
no exageraba. La sala estaba abarrotada de postores, aficionados, curiosos o, simplemente, testigos. A la cabeza de los récords está el exponente del expresionismo abstracto Mark Rothko, tras la venta de su obra «Homage to Matisse»' (1953), un lienzo en el que profundiza sus investigaciones de los «campos de color».

La pintura, en la que contrastan dos amplios planos de color, uno naranja, otro azul, se vendió en 22,4 millones de dólares -incluidas las comisiones de la casa de subastas-, precio que supera su último récord de 17,3 millones de dólares.

Rothko
marcó además un récord mundial para cualquier obra del período de la posguerra que haya ido a subasta, así como un máximo para su obra en papel, tras la venta de «Sin Título» (1960) por 2,5 millones de dólares.

Otro artista que marcó un récord fue el estadounidense
Roy Lichtenstein -uno de los máximos exponentes del arte pop junto a Andy Warhol-, con la venta de su pintura «In the Car» (1963), la imagen de una pareja en un auto extraída de un libro de comic. La pintura, ofrecida por el hijo del artista, el productor de cine Mitchell Lichtenstein, se vendió en 16,2 millones de dólares, ligeramente por encima del estimado de 12 a 16 millones de dólares y muy por encima de su último récord, de 7,2 millones de dólares.

La lista de récords la completan los artistas
Bill Viola, Kiki Smith, Christopher Wool, Gilbert & George, Richard Prince, David Smith, Hans Hofmann, Alice Neel, Francis Bacon, Walter de Maria, Robert Smithson, Elizabeth Peyton, Andy Warhol y Robert Indiana.

Warhol
batió récord para su obra en papel con la venta de «One Dollar Bill» (1962), en 1,2 millones de dólares, mientras que Indiana registró un récord como artista tras el remate de la pintura «The Great American Love» (1972), por 856.000 dólares.

Según destacó
Burge, «los 18 récords son un récord en si mismo», ya que es la primera vez que tal número de artistas tiene este desempeño en una subasta de arte contemporáneo.

Otros artistas que destacaron en la subasta fueron
Willem de Kooning, que vendió una pintura «Sin Título» (1977) por 10,6 millones de dólares, y Francis Bacon, por su obra «Estudio para un Papa I» (1961), vendida en 10 millones de dólares.

Para
Burge, los resultados de esta subasta demuestran la solidez del mercado del arte contemporáneo. «El 63% de los postores que adquirió obras estaba presente en la sala. Esto no había sido así en mucho tiempo. Del total de compradores, 82% era de origen estadounidense y el 5% europeo», indicó.

Dejá tu comentario