Museos oficiales preparan el día después de la cuarentena

Espectáculos

Sostiene el funcionario que las visitas virtuales son un paliativo, pero no podrán sustituir la experiencia vivencial.

Durante los años 80 y hasta ayer, los museos se multiplicaron por el mundo y se volvieron lugares glamorosos para disfrutar del arte, propicios para el esparcimiento y el encuentro social. Algunos surgieron con el bello envoltorio de su arquitectura; otros, con el atractivo de las muestras temporarias que todos anhelan ver; no obstante, la mayor seducción la ejercen la riqueza de sus colecciones y los nombres de los grandes artistas que convocan multitudes. En la Argentina, el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), acaso el más importante de Latinoamérica por sus tesoros, suscita el interés de los visitantes con la belleza y diversidad de sus colecciones. Hoy, con sus puertas cerradas, los grandes museos del mundo auguran el fin las grandes exposiciones y los récords de visitantes. ¿Hasta cuándo? ¿Volverán a ser los mismos? Este diario habló sobre el tema con Andrés Duprat, director de nuestro MNBA.

Periodista: ¿Qué cambios se avecinan en el Bellas Artes después de la pandemia, en un contexto de encuentros restringidos y con el turismo en retirada?

Andrés Duprat: La situación es inédita y novedosa. Desde el MNBA estamos reforzando las actividades virtuales a través de las redes. Las redes permiten un flujo de información extraordinario, pero no sustituyen la vivencia que significa visitar un museo, recorrer su arquitectura, pararse frente a las obras en un ámbito sereno y específico que ayuda a la conexión íntima con el arte y a tener una experiencia sensible. En ese sentido, creo que la virtualidad es complementaria de las visitas reales. Pero en un contexto tan particular como el de la cuarentena, es también un paliativo que permite mantener en contacto al público con la institución y con su colección a través de diferentes plataformas.

P.: ¿Qué papel cumple el MNBA y qué le ofrece a la gente, hay un aumento de los programas educativos?

A. D..: Nosotros, desde el Museo Nacional de Bellas Artes estamos más activos que nunca en las redes y hemos subido a la página web múltiples recorridos virtuales por la colección, una serie de entrevistas inéditas a los grandes maestros del arte argentino denominada “Pensamiento de Artista”, recomendaciones de películas que vinculan el arte y el cine a través del ciclo “Museo/Cine/Arte”, entre otras formas de acercar el museo a la gente. Además, el 14 de mayo iniciaremos un curso de formación online gratuito que organizamos con Flacso sobre “Cultura, arte y género”.

P.: Los museos, además de conmover con sus obras, son lugares donde se consolida el sentimiento de la comunidad, se comparten vivencias, donde es posible disfrutar y relajarse. Son santuarios que ofrecen una alternativa a las dificultades y frustraciones de la vida diaria. Sin embargo, en tiempos de crisis, cuando más se necesitan se suelen recortar los presupuestos o incrementar el cobro de entradas. ¿A cuánto asciende el presupuesto del MNBA y cuánto se recauda con las entradas?

A. D.: Este año aún no se ha aprobado el presupuesto nacional. El año pasado el museo contó con unos 150 millones de pesos (además de los sueldos que paga directamente el Ministerio de Cultura y representan unos 70 millones), y la Asociación Amigos y las empresas aportaron unos 20 millones más. La recaudación por entradas es aproximadamente de 1 millón de pesos por mes.

P.: Hay partidarios de abrir los museos cuanto antes, con prevenciones, porque son espacios de contención espiritual y gratificación, pero se dice que debido a los nuevos hábitos sanitarios dejarán de albergan multitudes.

A. D.: Yo soy optimista y creo que gradualmente se va a ir normalizando nuestra vida y las diferentes actividades, y los museos volverán a ser centros de atracción como lo venían siendo (quizás con la incorporación de algunas nuevas modalidades). Espero que en unos meses podamos “iniciar” finalmente la temporada 2020 con las exposiciones previstas: Una antológica de León Ferrari, “Recurrencias” (que será su primera exposición individual en el MNBA), en el Pabellón; “El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950)”, en el primer piso, y una muestra de Augusto Ferrari en el segundo piso. Preparamos una importante selección de obras de la colección de nuestro museo, desde los años 70 a nuestros días, que se exhibirá en los dos pisos de la gran lámpara, en el CCK.

Dejá tu comentario