Puerta 12: ''Todavía los testigos se contradicen''

Espectáculos

Se cumplen hoy exactamente 40 años de la tragedia de la Puerta 12 en el estadio Monumental, donde murieron aplastados 71 espectadores, que salían de la tribuna de Boca por esa puerta fatídica, luego de un clásico Boca-River. Desde aquel 23 de junio de 1968, esa entrada cambió de denominación y pasó a ser Puerta L. Aunque nadie que haya vivido en aquellos años lo haya olvidado, pocos saben cómo y por qué ocurrió, quiénes fueron los culpables ni cuál fue su condena judicial (si acaso la hubo). Sobre eso habla el documental de Pablo Tesoriere simplemente titulado «Puerta 12» que, tras inaugurar el reciente Festival DerHumalc, se presenta esta noche en el Museo de la Pasión Boquense y se estrena el próximo jueves. Dialogamos con su director.

Periodista: ¿A qué edad supo usted de esa tragedia?

Pablo Tesoriere: Creo que siempre supe de ella. Vengo de una familia boquense. De chico ya me la contaron. Luego, cuando empecé a preguntar, me sorprendió que siempre alguien tenía un amigo o pariente que había estado allí esa tarde.
Había distintas versiones y cada persona creía tener la verdad absoluta.

P.: ¿Y eso lo impulsó a hacer esta película?

P.T.: Así es, y cuanto más investigaba, más dudas me generaba y más me intrigaba el caso. Parecía un rompecabezas sin solución. Lo que más me llamaba la atención era que unos testigos juraban que la puerta estaba cerrada y otros juraban que estaba abierta. Y todos juraban haber estado ahí. Eso me apasionaba y me sigue apasionando.

P.: ¿Cuánta gente entrevistó?

P.T.: Alrededor de sesenta personas, a lo largo de cuatro años, y estuve 18 meses editando. Muchísimos quedaron fuera, pero ninguno porque se haya arrepentido de hablar. Quien no sale en la película es sólo por razones de espacio, o porque sus declaraciones no agregaban sino que reiteraban las de otros.

P.: ¿Cómo logró entrevistar al entonces abogado de River, que supongo el más reticente o reservado de la lista?

P.T.: El doctor Ariel Angel Dasso fue muy noble. Nosotros no le ocultamos cuál era nuestra investigación, le dijimos que queríamos su testimonio, y él se portó muy bien. Se puso a total disposición, en una entrevista de tres horas, y hasta nos envió sus informes por correo. Yo quería hacer algo serio y con mucho respeto hacia las víctimas, y creo que él sintió y apreció eso.

P.: ¿Tuvo ocasión de repreguntarle por algunas denuncias, o teorías, de otros entrevistados?

P.T.: Le pregunté todo, desde el comienzo del partido hasta el seguimiento de la causa, y debo decir que aceptó todas mis preguntas con sumo respeto. Por eso él aparece a lo largo de todo el documental.

P.: Otro testigo interesante es el inspector retirado Carlos López, de la Federal. Después de lo que él dice, ¿pudo usted rastrear los nombres de los inspectores municipales que estuvieron a cargo ese día en el club, a ver si alguno agregaba, confesaba, denunciaba, o refutaba los cargos?

P.T.: Fue muy difícil. Indagamos, pero aquello pasó hace cuarenta años. Obviamente, quedan muy pocos. Y a los que llegamos, ninguno quiso hablar.

P.: ¿A qué archivos recurrió para ilustrar el film?

P.T.: Diarios y revistas, el Archivo General de la Nación, el Coprosede, y, especialmente, el DiFilm de Roberto Di Chiara. Su material sobre esa noche es como la perla del documental. Y también me mostró otro material que había conseguido, de hechos violentos en el fútbol, un tema sobre el que ya estoy preparando mi próximo trabajo. Sería muy bueno que se difunda el trabajo que hizo Di Chiara a lo largo de tantos años los noticieros que otros tiraban. Y no solo noticieros hay en su archivo de Florencio Varela, que ahora administran sus hijos, tras su muerte en mayo último.

P.: Usted también registra las noticias sobre la tragedia limeña, después de un Perú-Argentina que terminó con casi 400 muertos en la cancha y adyacencias. Pero no tiene fotos de la tragedia del Liverpool-Nottingham, donde murieron 96 espectadores. Recuerdo algunas muy impresionantes, tomadas desde dentro de la cancha.

P.T.: Soy muy cuidadoso con los derechos de las imágenes, sean fotos, noticieros, o páginas de publicaciones. Todo lo que se ve en mi documental, tengo los derechos gracias a acuerdos firmados. Pero esas fotos inglesas eran realmente muy caras.

P.: ¿Qué fue «la masacre del '44", aludida por uno de sus entrevistados?

P.T.: Fue un River-San Lorenzo de 1944, donde murieron ocho personas, también en el estadio de River. Quien lo comenta es Amílcar Romero, un especialista en el tema, entre cuyos libros también hay uno sobre la Puerta 12. El es uno de los conocedores que más me interesaba incorporar a este film, y también al próximo.

Entrevista de Paraná Sendrós

Dejá tu comentario