Reliquias de Apple, cuando era un sello independiente

Espectáculos

Antes de que Steve Jobs se apropiara de la marca, Apple era el sello con los que los Beatles jugaron a ser artistas independientes de la industria discográfica. En realidad, el sello Apple fue sólo un sueño hippie, que básicamente consistía en que los cuatro Beatles –especialmente Lennon y McCartney- produjeran discos de camaradas como Billy Preston o Ravi Shankar, y algunas revelaciones como James Taylor, con discos que seguían siendo lanzados por EMI en Europa y Capitol en los Estados Unidos, solo que con la etiqueta de la manzanita reemplazando los logos corporativos. Como era esperable, en unos pocos años Apple derivó en bancarrota, pero no por eso dejó de difundir buena música, en todos los estilos posibles. No toda esa música llego a editarse formalmente, ya que cuando Paul o John se dispersaban demasiado algunos proyectos quedaban en el limbo, comandado por el brillante ingeniero de sonido Geoff Emerick. En este box set, reliquias de la era Apple, hay joyitas inéditas, algunas imperdibles, como el tema que da titulo a este box set de 5 discos, a cargo de The Cup, más un puñado de canciones como “My Father Name Was Dad” por The Fire; “Children Of The Sun” por The Misunderstood, y otras gemas que por momentos revelan claramente el toque beatle. Eso sí, hay un disco completo dedicado a sesiones desprolijas, grabadas en reuniones amistosas y familiares de los fab four.

D.C.

=“Good as Gold: Artefacts of the Apple Era 1967-1975”. Grapefruit 19029502.

Dejá tu comentario