Little Richard, el hombre que inventó el rock'n roll

Espectáculos

De todos los astros de la primera ola del rock’n roll, el más salvaje y transgresor del american way of life, en especial de la versión conservadora de los ’50, con la caza de brujas anticomunista, la guerra fría y el racismo de los estados sureños, fue un diminuto pianista negro, dueño de los peinados mas estilizados y sexualmente ambiguos de todos esos músicos geniales que cambiaron para siempre la música popular, primero en los Estados Unidos y luego en el planeta, No por nada Little Richard tenía grandes hits como “Tutti Frutti”, pero la industria discográfica intentaba darle más difusión a los covers de galanes carapálidas como Pat Boone.

Para comprender la inusitada explosión que significaba una performance de Richard hay que ver su memorable aparición en la película “Don’t Knock The Rock” (1956), uno de los primeros intentos de Hollywood para explotar la repentina popularidad de esa nueva música que enloquecía a los adolescentes al extremo de provocar desmanes en los shows en vivo, y casi invariablemente destrozar las butacas en los cines. Little Richard era observado casi con pánico por los extras que debían ponerse a bailar rocks frenéticos como “Long Tall Sally” y la inigualable “Tutti Fruti”, que igual que todos esos primeros hits rocanroleros estaban relacionados con el asunto que más interesaba a los jóvenes de aquella epoca, el sexo. Seguramente eso era lo que significaba para sus fan el extraño grito que se repetía en la canción: WOP-BOP-ALU-BOP-ALOP-BAM-BOOM!

Little Richard murió hace dos días a los 87 años. Había nacido en Georgia, hijo de un diácono evangelista que lo trataba bastante mal. Ricardito (con ese nombre salían sus discos en la Argentina) tenía un cuerpo muy pequeño y una enorme cabezota, y sus brazos y piernas tenían medidas asimétricas. Pero a partir de “Tutti Fruti” la vida de Little Richard cambió radicalmente, convirtiéndose, junto a Chuck Berry y Bo Diddley, en uno de los pocos artistas negros que podían competir con pesos pesados blancos como Elvis, Bill Haley o el otro gran pianista rockero, Jerry Lee Lewis, que con la muerte de Little Richard se ha convertido en el único pionero del rock con vida.

Con su look y sus notables aullidos, Little Richard no sólo influyó sobre James Brown y Prince, sino inclusive sobre a Paul McCartney, que como se puede escuchar en la versión de los Beatles de “Long Tall Sally” imitó su manera de dar grititos agudos al final del estribillo. Richard habia estado con los Beatles en Hamburgo cuando nadie los conocia. Y cuando salió de gira por Inglaterra en 1964, el cantante de hits como “Lucille” y “Ready Teddy” tocó con ellos casi como teloneros, y lo mismo sucedió con los Rolling Stones. Ricardito era muy convocado para todos programas de la TV estadounidense de toda las épocas, donde confesaba sus adicciones y su homosexualidad, aunque tambien tuvo intervalos donde dejo la música para convertirse en pastor evangélico, también con bastante éxito.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario