Sabina: por la caída, lo operaron de un derrame cerebral

Espectáculos

Madrid - Joaquín Sabina fue operado ayer de un derrame cerebral después de haber sufrido el miércoles una caída del escenario en un concierto en Madrid, y se encuentra “estable”, informaron sus representantes y el hospital. “Sabina acaba de salir de la operación de un pequeñito derrame” cerebral, intervención de la que “ha salido perfecto”, señaló una portavoz de su oficina. El hospital Ruber Internacional detalló en un comunicado que el artista fue “intervenido quirúrgicamente para realización de evacuación de hematoma intracraneal en hemisferio derecho”.

Sabina, que celebraba su 71 cumpleaños, a poco más de media hora de iniciarse el concierto junto a Joan Manuel Serrat en el WiZink Center de Madrid, cayó desde el escenario unos dos metros hasta el foso que separa la tarima del público, según mostraron videos subidos a redes sociales. El cantante tuvo que ser retirado en una camilla, mientras el público aplaudía. Varios minutos después, salió al escenario en una silla de ruedas junto a Serrat para anunciar que se cancelaba el recital porque “con todo el dolor de mi corazón nos vamos al hospital...”. “Estas cosas solo me pasan en Madrid”, bromeó Sabina, quien en el pasado sufrió otros percances durante conciertos en la capital española: en 2014 acortó un show al sufrir un ataque de pánico escénico y en 2018 se quedó sin voz en pleno recital. La caída le causó a Sabina “traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico”, agregó el Hospital Ruber, que emitirá un nuevo parte el viernes. Sabina debe permanecer “por lo menos 48 horas en observación” en la unidad de cuidados intensivos, una medida de prevención normal para este tipo de intervenciones, señaló la portavoz, agregando que no existe preocupación sobre su estado. Sabina ha sufrido en los últimos tiempos problemas de salud que lo llevaron a cancelar conciertos. Durante la pasada gira por América Latina y Europa debió reprogramar fechas por una operación de una hernia ventral y una inflamación de una vena por un coágulo en la pierna izquierda. Ha sufrido un leve infarto cerebral en 2001, una difícil desintoxicación de estupefacientes y una profunda depresión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario