Bryan Cranston cumple 65 años: el legado de "Breaking Bad y Walter White"

Espectáculos

Bryan Cranston, actor, guionista y director, hoy esta cumpliendo 65 años. A continuación, un repaso por su carrera y su papel más icónico: Walter White en Breaking Bad.

Bryan Lee Cranston nació el 07 de marzo de 1956 en Los Ángeles, California. Desde sus inicios en la actuación estuvo ligado a la comedia, en la década de los noventa ganó cierta notoriedad interpretando en algunos episodios de “Seinfeld” al doctor Tim Whatley. Desde el año 2000 al 2006 su popularidad se hizo más grande a partir de su papel como Hal Wilkerson, el padre de familia de la serie de comedia “Malcolm in the Middle”. La consagración definitiva llegaría de la mano de “Breaking Bad” y su papel como Walter White. La serie creada por Vince Gillian es para muchos la mejor serie de todos los tiempos, y Walter White es sin dudas uno de los personajes más interesantes dentro de la historia de la ficción televisiva.

La trama de Breaking Bad está centrada en Walter un profesor de química de unos 50 años, que es diagnosticado con un cáncer de pulmón inoperable. A partir de allí su única obsesión es pensar cómo puede reunir el dinero necesario para que su hijo, su esposa y su futura hija, puedan tener una buena vida al menos hasta que la niña llegue a la mayoría de edad. Un día, su cuñado Hank (Dean Norris) -agente de la DEA- lo invita a acompañarle a un procedimiento. Allí descubre que el productor de metanfetamina al que quieren detener es un antiguo alumno suyo, Jesse Pinkman (Aaron Paul). Luego de ese primer encuentro Walter se reunirá con Jesse, y le propondrá formar un equipo en el que Walter usará sus conocimientos químicos en producir una sustancia de alta calidad, y su ex alumno usará sus contactos para encargarse de la distribución.

Una vez que la premisa está planteada el televidente no puede evitar simpatizar con este “pobre hombre” cuya vida (como iremos descubriendo a través de la serie) ha sido una sucesión de episodios desdichados. Sabemos que lo que hace está mal, pero hay una causa detrás, una motivación que muchos pueden sentir como válida en una situación desesperante, algo que el mismo Walter White así creyó. Sin embargo, esa motivación solo fue el puntapié para algo mucho mayor: el nacimiento de su alter ego y finalmente su identidad definitiva, “Heisenberg”.

Mr-White-Breaking-Bad.jpg
Breaking Bad

Breaking Bad

Convertir al protagonista en el antagonista, corromperlo hasta los extremos y dejar claro que el Walter White que vimos en el primer episodio y el del último son iguales, pero opuestos, allí reside la cuestión. La enfermedad del protagonista no fue la justificación para su accionar, fue el catalizador necesario para liberar a un hombre oprimido de todas sus ataduras. “No estoy en peligro, yo soy el peligro” es una de las frases más recordadas de la serie, es “Heisenberg” hablando a través de Walter, y todos somos testigos de que no hay retorno.

La gran clave de por qué Breaking Bad es hoy toda una referencia es por cómo ha construido su legado. Una historia hecha a fuego lento, pero no pausada, evolución absoluta en todo aspecto. Contó con excelentes personajes secundarios, (Jesse Pinkman tiene su propia travesía) pero al final de cuentas la historia se sostiene en las espaldas de su protagonista, un genial Bryan Cranston que sin dudas nos ha dado un personaje para el recuerdo. Un personaje que al mismo Cranston le ha valido el reconocimiento del público y la crítica en general, y que le abrió puertas a otros proyectos como: “Argo”, “Trumbo” por el cual fue nominado al Óscar como mejor actor protagónico y “The Intruder”. Ha repetido el papel de Walter White en “El Camino: A Breaking Bad Movie” y muchos fanáticos sueñan con verlo al menos una vez más en la ultima temporada de “Better Call Saul” serie spin off de “Breaking Bad”.

Temas

Dejá tu comentario