"Soltero en casa"

Espectáculos

«Soltero en casa» («Failure to Launch», EE.UU., 2006); Dir.: T. Dey; Guión: T.J. Astle & M. Ember; Int.: S.J. Parker, M. McConaughey, Z. Deschanel, J. Bartha, K. Bates, T. Bradshaw.

Con chistes televisivos de hace por lo menos diez años (pero todavía eficaces, hay que reconocerlo), se cuenta aquí la historia de unos gandules que viven como si apenas tuvieran veinte años, pero ya van para los treinta, e incluso los pasan, y cómo una mujer (interpretada por una actriz que pasa los cuarenta, pero en este caso eso es un elogio) se gana sus dineritos haciéndolos crecer un poquito. Que maduren es más difícil.

Madura, en el sentido de vieja, es la historia, que parece propia de una comedia teatral de verano de hace por lo menos ochenta años. Aun más, las continuas morisquetas y todo el repertorio de caritas que hacen los artistas, son propias de ese tipo de teatro, transferido a la televisión para que uno sienta su mente de vacaciones cada vez que lo necesite. Lo que, a cierta hora del día, quizá no esté del todo mal.  

Sarah Jessica Parker no está tampoco del todo mal, es una comediante muy simpática, y se luce en el papel de mujer contratada por los padres del personaje protagónico para hacerlo ir de la casa, donde es un perfecto clavo (como el actor, dicho sea de paso).

La actriz que hace de amiga suya, Zooey Deschanel, también es atendible, aunque le toque hacer de antipática. La escenografía es muy linda, tanto los interiores de las casas donde transcurre la comedia, como los exteriores en Maryland, y el ritmo es mantenido. Se pasa el rato. Para quien sienta el tema de cerca, porque es de los que tienen un hijo que ya está grande pero sigue pegado a la casa, se recomienda ver, además, la comedia francesa «Grupo de familia», donde el hijo no es ningún vago, pero tampoco crece. O, en todo caso, «El haragán de la familia», con Pepe Arias, que es auténticamente de hace como sesenta años.

Dejá tu comentario