Spike Lee: la guerra con la mirada negra

Espectáculos

Los Angeles (Especial) -Clint Eastwood, en «Cartas desde Iwo Jima», se interesó por la óptima japonesa en un episodio de la Segunda Guerra Mundial. Ahora es el turno de Spike Lee, quien por supuesto se centrará en la visión negra: claro, no será el punto de vista del enemigo, como en « Cartas...», sino que su film se ocupará del papel jugado por los afroamericanos en las tropas norteamericanas, «cuyo sacrificio -según el director de «Malcolm X»- nunca fue reconocido por el cine». Y se refirió concretamente al citado film de Eastwood: «Por ejemplo, es insultante que no haya ni un solo soldado negro en 'Cartas desde Iwo Jima', y eso debe ser reparado», dijo.

Lee, que en estos días se encuentra en Roma, concedió al diario «La Repubblica» un reportaje en el que anunció el rodaje de una película sobre la Segunda Guerra Mundial, que cuenta el drama de un grupo de soldados negros estadounidenses que pelean contra el Ejército alemán en las montañas de Toscana.

La película estará basada en la novela «Miracle at St. Anna» («Milagro en Santa Ana»), del norteamericano James McBride, que cuenta -según Lee- la verdadera historia de los cuatro soldados negros de la División 92 del Ejército estadounidense, quienes en 1944 quedan atrapados en un pueblo de Toscana y se vieron confrontados al racismo, comandados por incompetentes, y al acecho de los nazis. La película será producida por los italianos Luigi Musini y Roberto Cicutto.

«Es un proyecto con un gran presupuesto que contará con un elenco mayoritariamente estadounidense», dijo ayer Musini, consultado por «Variety», y agregó que aún están en negociaciones para sumar socios internacionales al proyecto. El rodaje de la película está previsto para el próximo año en las locaciones reales donde tuvieron lugar algunos combates durante la Segunda Guerra Mundial en Toscana.

McBride también es el autor del bestseller «The Color of Water», cuyo guión está en preparativas para ser llevado al cine.

En su entrevista «La Repubblica», Lee insistió en la falta de reconocimientos que el cine de Estados Unidos ha hecho al sacrificio de los soldados negros en la Segunda Guerra. «Conocí a un veterano negro que combatió en Iwo Jima, y me comentó cuánto le disgustó que no hubiese habido ni un solo soldado afroamericano en las dos películas de Clint Eastwood», dijo Lee. El cineasta agregó que «la Segunda Guerra Mundial fue la última guerra justa en la que participaron los Estados Unidos».

El film también tendría, desde el punto de vista puramente argumental, algunas similitudes con el clásico de Roberto Rossellini «Paisà», dado que uno de aquellos soldados atrapados en la Toscana, a merced de los nazis, establece un vínculo paterno filial con un pequeño huérfano de seis años.

Dejá tu comentario