El español se usa cada vez más en la política estadounidense

La comunidad hispanohablante en Estados Unidos crece al ritmo de un millón de personas al año y congresistas aplican el idioma para comunicarse con sus electores.

La comunidad hispanohablante en Estados Unidos crece al ritmo de un millón de personas al año, lo que se traduce en que ya son 57 millones los estadounidenses (de un total de 331) los que usan el español como lengua de comunicación habitual o lo entienden correctamente. Esta tendencia se ve reflejada en la Administración del país, con una comunicación interna y externa que se afianza cada vez más con la lengua hispana.

El español en Estados Unidos suma 57 millones de hablantes, y la comunidad hispana en ese país supone ya el 18.7 % del total de la población, con un uso cada vez más extendido entre congresistas y senadores, según el último informe del laboratorio de ideas The Hispanic Coucil.

La comunidad hispana, a nivel político, es el grupo minoritario más determinante en la configuración del voto y en los resultados electorales”, explicó Pablo García Bautista, encargado de la elaboración del informe, durante su presentación en Madrid, según consigna la agencia EFE.

Tenemos que mirar al español de una forma más amplia, pues existen más de 492 millones de personas en el mundo que lo hablan” aseguró Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council, un think tank independiente que tiene como misión difundir la herencia cultural hispana de Estados Unidos.

image.png

The Hispanic Council se basa en dos criterios para ver si un político utiliza o no el español en su comunicación digital: si tiene su página web en español o si lo utiliza en sus redes sociales durante el periodo de debate electoral. Siguiendo estos criterios, se calcula que 74 congresistas de la Cámara de Representantes utilizan el español, más del 16% del total, con un crecimiento de 21% respecto al 2018.

El español también tiene presencia en el Senado: un 28% de los senadores lo utilizan en su comunicación digital, especialmente dentro del Partido Demócrata, al que pertenecen 22 de los 28 senadores hispanohablantes.

Bautista destacó que “el uso del español trasciende a los representantes hispanos en el Congreso”. De los 74 congresistas hispanohablantes, 41 son de origen hispano y de los 28 senadores, tan solo seis son hispanos.

Por su parte, el ex embajador de España en Estados Unidos, Javier Rupérez, consideró que aunque el uso del español esté en alza, hay que fomentar su uso “en todos los niveles”.

Cristina Gallach, comisionada especial española para la Alianza por la Nueva Economía de la Lengua, expresó la necesidad de crear proyectos que generen interés en usar el español. “Es el salto que tenemos que dar y debemos hacerlo junto con los países hispanoamericanos” aseguró.

Dejá tu comentario