ADRs revivieron en Wall Street y subieron hasta 7,6%; riesgo país cerró debajo de 2.200 puntos

Finanzas

En la bolsa de Nueva York, los papeles de Transportadora de Gas del Sur lideraron los avances, seguidos por los de IRSA e YPF. En tanto, el S&P Merval bajó 0,6%, presionado por el dólar CCL. En renta fija, los bonos en dólares cerraron dispares, y el riesgo país cedió 0,8%

Las acciones argentinas recuperaron algo de aliento este martes, al rebotar hasta casi 8% en Wall Street, mientras la bolsa porteña cedió presionada por el dólar CCL, y el riesgo país detuvo su inercia al alza y cerró debajo de los 2.200 puntos, en un mercado que se reacomodó a los vaivenes externos luego de los feriados locales del viernes y lunes, respectivamente.

En la bolsa de Nueva York, los papeles de Transportadora de Gas del Sur lideraron las subas, con un avance de 7,6%, seguidos por los activos de IRSA (+6,3%) e YPF (+3,5%). Luego aparecieron las acciones de Mercado Libre (+3,4%); de Edenor (+33,2%); y de Telecom (+3,1%).

En la bolsa local, en cambio, el índice líder S&P Merval cayó 0,6%, y cerró por debajo de los 87.000 puntos, contra una pérdida del 2,3% de la semana previa.

De lado ganador, sobresalieron las acciones de Comercial del Plata (+5,2%); Transportadora de Gas del Sur (+3,5%); y Transportadora de Gas del Norte (+3,3%).

Por el contrario, encabezaron las bajas los papeles de Ternium (-3%); Supervielle (-2,9%); y Cresud (-2,8%).

En Wall Street, los principales índices subieron con fuerza porque los inversores compraron acciones de empresas de crecimiento y de energía, tras el desplome de la semana pasada ante la preocupación por una desaceleración económica mundial.

El S&P 500 ganó 90,05 puntos, o un 2,45%, a 3.764,89 unidades, mientras que el Nasdaq ganó 269,78 puntos, o un 2,50%, a 11.068,13. El Promedio Industrial Dow Jones subió 654,10 puntos, o un 2,19%, a 30.542,88 unidades.

Las acciones de megacapitalización Apple, Tesla y Microsoft subieron con solidez y dieron impulso al S&P 500.

Los inversores están tratando de evaluar hasta dónde pueden caer las acciones mientras sopesan los riesgos para la economía cuando la Reserva Federal trata de frenar la inflación con medidas agresivas.

El S&P 500 cayó a principios de este mes más de un 20% desde su máximo histórico de enero, confirmando la definición común de un mercado bajista.

"¿Creo que hemos tocado fondo? No. Creo que vamos a ver más volatilidad, creo que el proceso de tocar fondo probablemente llevará algún tiempo", dijo Kristina Hooper, estratega jefe de mercados globales de Invesco. "Pero creo que es una buena señal ver el interés de los inversores".

Los inversores están pendientes del testimonio del presidente de la Fed, Jerome Powell, ante el Comité Bancario del Senado el miércoles, en busca de pistas sobre futuras subidas de las tasas de interés y sus últimas opiniones sobre la economía.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, por su parte, los bonos nominados en dólares finalizaron la rueda dispares desde niveles mínimos históricos. Las subas fueron encabezadas por los bonares, que rebotaron hasta 2,4% (AL41D), mientras que los globales terminaron con mayoría de descensos, entre los que se destacó la baja del GD41D (-2,5%). Estos bonos, acumulan una caída de 15% en lo que va del mes.

En EEUU, en tanto, los Globales subieron en promedio 25 centavos, destacándose el Global 2038 que recuperó 40 centavos.

Frente a ello, el riesgo país argentino, elaborado por el banco JP Morgan, cayó 0,8% a 2.196 puntos básicos, luego de marcar su récord intradiario de 2.214 unidades.

Ya más estabilizados, luego de las fuertes caídas durante la primera quincena del mes, los bonos en pesos que ajustan por CER terminaron con mayoría de bajas, que fueron lideradas por el Discount (-2,9%), y el Boncer 2028 (-2,7%).

La excepción del día fueron las Leceres cortas, que traparon hasta 0,5%.

Con poco volumen, los bonos soberanos dollar-linked operaron mixtos: fue tomador el tramo corto (+0,5%) y levemente vendedor el tramo largo (-0,1%).

Sobre el cierre del mercado y en forma sorpresiva, se conoció que el Ministerio de Economía lanzará este miércoles un canje de la Lede y la Lecer de junio, ofreciendo 2 canastas distintas para ambos papeles (con vencimiento no mayor a 6 meses), con el objetivo de descomprimir los importantes próximos vencimientos de deuda.

"Las dificultades que afronta el Tesoro para asegurar roll over de próximos vencimientos quedó expuesto en una apresurada oferta de canje que busca mostrar algún grado de aceptación frente al voluminoso vencimiento de la semana que viene", comentaron desde Aurum Valores.

Las características de la oferta sugeriría que "está diseñado para organismos oficiales (tendrían casi 50% de los $600.000 millones que vencen) dado que los precios de la operación están por encima de los del mercado (aunque el valor nominal a canjear de las ledes incluye los intereses corridos hasta su vencimiento y compensa un poco)", agregaron.

Dejá tu comentario