El riesgo país tocó máximo en casi 6 meses: bonos en dólares, en caída libre, ya rinden 20%

Finanzas

Los títulos soberanos profundizaron su tendencia a la baja y cayeron hasta más de 2%, por lo que el riesgo país argentino llegó a los 1.560 puntos, nuevo máximo desde septiembre (finalmente cerró en 1543 puntos, un 2% arriba). Se da en medio de la desconfianza sobre el futuro de la economía, la pandemia y las demoras en negociaciones con el FMI, según operadores.

Sin un piso a la vista, los bonos soberanos en dólares profundizaron este martes su tendencia a la baja y cayeron hasta más de 2%, por lo que el riesgo país argentino anotó un nuevo máximo en casi seis meses, aunque al final de la rueda cerró en 1543 puntos, solo un 2% arriba, ante la desconfianza sobre el futuro de la economía, la pandemia y las demoras en negociaciones con el FMI, según operadores.

De esta manera, los títulos argentinos se consolidan como unos de los más baratos del mundo, con rendimientos, en ciertos casos, superiores al 20% en dólares, nivel de "default", pese a que hace apenas seis meses el Gobierno reestructuró deuda con privados por unos 100.000 millones de dólares.

En la deuda en dólares bajo ley argentina, sobresalió la caída del Bonar 2041, que se hundió un 2,9%, mientras que el referencial Bonar 2030 descendió un 1,3%. Entre los instrumentos bajo ley extranjera, el Global 2030 perdió un 2,2%, seguido por el Global 2035, que cedió un 2%.

En consecuencia, el riesgo país que mide el banco JP.Morgan trepó 2%, a 1.543 puntos básicos, después de tocar los 1.560 puntos, su mayor nivel desde la restructuración de la deuda con privados. Recordemos que el 10 de septiembre pasado este índice se reestructuró con la base en los 1.083 puntos básicos. Desde entonces, el riesgo país saltó casi 43%.

Los nuevos retrocesos de la deuda soberana se dieron luego de que el lunes el presidente Alberto Fernández admitiera en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional que el país no tiene apuro por alcanzar un trato con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en medio de preocupaciones de los agentes del mercado de que no se logre un acuerdo antes de mayo, como se esperaba inicialmente.

El Presidente anunció además que dispuso denunciar el endeudamiento millonario de su antecesor Mauricio Macri ante el FMI, al tiempo que propuso una serie de cambios en el área de la Justicia, lo que a criterio de los operadores generaron un efecto en el riesgo país, que ronda los máximos históricos.

"¿Le llegará el turno a los activos argentinos?. ¿La posición técnicas desfavorable se 'limpiará' algún día?. ¿Formamos parte de la 'maldición Latam' que quedó marginada del mundo?. Todas preguntas que por ahora no tienen respuesta", indicaron desde Delphos Investment.

El discurso del presidente "refleja la visión económica del Gobierno sobre la cual se asienta el esquema de políticas para tranquilizar a la economía. Allí están definidos los objetivos y las condiciones que necesitamos para alcanzarlos", escribió el martes en su Twitter el ministro de Economía, Martín Guzmán.

En términos de noticias, la provincia norteña de Jujuy comunicó este martes que alcanzó un principio de acuerdo con el Grupo Ad Hoc de tenedores de su deuda bajo ley extranjera para la reestructuración de la misma. No habrá quita de capital y los intereses se devengarán bajo la modalidad 'step-up', mientras que el 60% de los intereses devengados del viejo bono se pagarán en efectivo.*

Por su parte, la provincia de Buenos Aires comunicó que volvió a extender la fecha límite de aceptación de su oferta hasta el 26 de marzo, siendo esta reestructuración la más importante de las que están pendientes ya que involucran unos 7.000 millones de dólares.

Mientras tanto, la economía argentina se recupera del golpe de la pandemia y la recaudación fiscal de febrero es un reflejo de ello con alza nominal del 51,9% interanual, aunque el principal aporte viene del lado del precio de las materias primas del agro y su impacto sobre las retenciones.

En el frente internacional, se destacaba la caída del real brasileño después de que el gobierno decidiera subir los impuestos a los bancos y a la industria química y los recortara para el diésel y el gas, en la más reciente intervención económica del presidente Jair Bolsonaro que inquietó a los inversores.

El dólar se fortalecía cerca de un 2% frente al real, enviando a la moneda brasileña a un mínimo de tres meses a pesar de que el banco central subastó 1.000 millones de dólares en el mercado al contado.

Muchos inversores interpretaron el repentino cambio en la política tributaria como una señal de que Bolsonaro ha dado la espalda a las promesas de libre mercado de su campaña de 2018, mientras sus números en las encuestas caen antes de la carrera por la reelección del próximo año.

S&P Merval

En renta variable, la bolsa porteña bajó por ventas pendientes ante la firmeza del riesgo país dadas las dudas de los inversores sobre la economía doméstica. El índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cedió un 1,8%, a 48.127 unidades, liderado por los papeles financieros.

En el panel líder, sólo tres papeles mostraban alzas: BYMA (+2,5%), Cablevisión (+2%) y Grupo Financiero Valores (+0,6%). Mientras que el resto del panel exhibió rojos liderados por YPF (-4,8%) y Ternium (-4,5%).

En Wall Street, los papeles argentinos cerraron con mayoría de bajas, encabezadas por IRSA Propiedades Comerciales (-7%); YPF (-4,6%); y Mercado Libre (-4,1%).

Dejá tu comentario