Por el dólar CCL, el S&P Merval cerró a contramano del mundo; riesgo país perforó 2.500 puntos

Finanzas

El índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cedió un 0,6% a 40.339 unidades. En tanto, el riesgo país bajó un 2,5% y cerró en las 2.470 unidades.

Presionada por una nueva baja del dólar CCL, la bolsa porteña bajó en el inicio de la semana, a contramano de la tendencia alcista observada en las principales plazas del mundo,aunque los bonos argentinos en dólares cerraron con ganancias, por lo que el riesgo país perforó los 2.500 puntos, ante la máxima expectativa del mercado por conocer el grado de aceptación de la nueva oferta argentina, en el marco de la reestructuración de la deuda soberana.

Pese a un mayor optimismo por el canje con acreedores internacionales, el índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cedió un 0,7% a 40.308,11 unidades, luego comenzar la jornada en un claro terreno positivo. En el mes, el índice acumula una suba del 6,6% con respecto a los 37.800 puntos con los que había cerrado mayo.

El panel líder fue condicionado este lunes por la merma de 1,5% en el dólar "contado con liqui", que cerró cerca de los $104. A su vez, el dólar MEP cayó un 2%, quedando muy cerca de los $100 ($100,39). Por ende, medido en dólares, el índice sumó cerca del 3% con respecto al viernes y se ubicó en torno a los 385 puntos, todavía por debajo del techo de referencia de los 400 puntos.

En lo que refiere a la performance del día, las acciones de Ternium y Cresud lideraron las caídas, con un -5% y 3,29, respectivamente. Por el contrario, los papeles del Grupo Financiero Valores encabezaron las ganancias, con un salto del 4,9%. Se negociaron apenas $717 millones en acciones, que mostraron 71 alzas y 87 bajas (el resto, 11, cerró sin cambios).

En tanto, los ADRs de empresas argentinas registraron mayoría de alzas, con avances de hasta 4,8%, lideradas por Edenor, mientras que Cresud se ubico en la otra punta, con una pérdida del 2,5%.

rava 29-6.jpg

En el frente externo, Wall Street se movió en terreno positivo y logró subas por encima del 1,4%, impulsado por las expectativas de que el resurgimiento del Covid-19 estaría acotado y no generaría mayores perjuicios económicos.

Mientras tanto, los inversores evaluaban los efectos económicos en Argentina, luego de que el INDEC diera a conocer el dato de actividad económica para el mes de abril, que mostró la peor caída en la historia del país desde que se tiene registro: un desplome del 26,4% interanual. El dato, peor al que se esperaba, se conoce a 72 horas de que el Gobierno decidiera extender para el AMBA una etapa de un aislamiento obligatorio estricto desde el 1 de julio hasta el 17 de julio para atenuar los efectos de la pandemia de coronavirus.

Y otro "driver" fundamental que siguen los inversores es la reestruccturación de la deuda externa. Después de intensas conversaciones mantenidas con los acreedores externos durante el fin de semana, el Gobierno elevó una nueva propuesta a los bonistas, según supo Ámbito, en tanto que los clubes de acreedores siguen haciendo llegar sus iniciativas.

La intención oficial, según señalaron de la Casa Rosada a este medio, sería esperar hasta el miércoles próximo para evaluar el grado de aceptación de los fondos y, en caso de tener una respuesta mayoritariamente positiva, formalizar la nueva oferta ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC, Security and Exchange Commission).

Bonos y riesgo país

En cuanto a la renta fija, los bonos en dólares cerraron con alzas de hasta 5,9% (PARYD), mientras que los títulos en pesos registraron subas de hasta 2,5% (TO26).

La tendencia positiva se dio a pesar de que el Gobierno no pagó los intereses del bono centenario que vencían este lunes, y tampoco cancelará los intereses del DICY durante este martes. El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya lo había informado la semana pasada, por lo que era algo que estaba ya descontado por el mercado y no tuvo impactó en los precios.

De todas maneras, a partir de este incumplimiento empieza la verdadera cuenta regresiva (30 de julio próximo) para llegar a un entendimiento y evitar entrar en una batalla legal con los acreedores.

Mientras tanto, con rumores de que un acuerdo estaría cerca, las paridades de los bonos a canjear se mueven cerca del 42/43%. Y se elimina el diferencial con los activos de jurisdicción local, ante las expectativas concretas de que habrá un tratamiento similar, resaltaron desde Portfolio Personal.

En consecuencia, el riesgo país argentino cayó un 2,5% y cerró la jornada en los 2.470 puntos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario