Nueva ola de Covid-19 y filtración de datos bancarios causaron pérdidas de hasta 8% en los mercados del mundo

Finanzas

La bolsa de Fránkfurt fue la más afectada en Europa, mientras que Wall Street perdió hasta 1,8%. También se derrumbaron el petróleo, los granos y la plata. Por la incertidumbre, el dólar se fortaleció frente al euro y al yen.

Las principales bolsas del mundo cayeron hasta un 4,4% y los commodities se desplomaron hasta 8,3%, en medio de renovados temores entre los inversores por una segunda ola de coronavirus. Las acciones de los bancos se hundieron luego de una investigación internacional que filtró posibles vínculos de entidades financieras con lavado de dinero.

En Europa, Reino Unido estudia un segundo confinamiento nacional ante el aumento de los casos en al menos 6.000 diarios, mientras Dinamarca, Grecia y España introdujeron nuevas restricciones a la actividad. Asimismo, el ministro de Salud alemán dijo que el alza de las infecciones en países como Francia, Austria y Holanda es preocupante.

En ese marco, las acciones del "viejo continente" registraron el lunes su peor caída en tres meses. La bolsa de Fránkfurt se derrumbó un 4,4%; Milán y París cayeron un 3,7%, mientras que Madrid se hundió 3,4%, al igual que Londres. El índice paneuropeo STOXX 600 descendió un 3,2%, una baja que no se veía desde inicios de junio.

Ante las preocupaciones por las nuevas infecciones, el índice de viajes y ocio se derrumbó un 5,2%, acumulando su peor declive de dos días desde abril, con aerolíneas como IAG -dueña de British Airway- desplomándose un 12,1%. Además, Lufthansa se desplomó un 9,5% tras recortar aún más su flota y fuerza laboral debido a la crisis del coronavirus.

Paralelamente, los banco europeos retrocedieron un 5,7% para rondar mínimos récord después de que un reporte realizado en conjunto por 108 medios de comunicación advirtiera sobre un factible nexo entre entidades como HSBC y Deutsche Bank con montos astronómicos de "dinero sucio".

Estos documentos hacen referencia a unos 2 billones de dólares (1,7 billones de euros) de transacciones entre 1999 y 2017 provenientes de la droga y actos delictivos, e inclusive de fortunas malversadas en países en desarrollo.

Por su parte, en Wall Street, el Promedio Industrial Dow Jones cayó un 1,8%, a 27.147,7 unidades; el S&P 500 perdió un 1,2%, a 3.281,06 unidades y el Nasdaq Composite bajó un 0,1%, a 10.778,80 unidades.

Ante este clima, el índice CBOE de volatilidad del mercado (VIX), una medida de la ansiedad de los inversores, se disparó a su nivel más alto en casi dos semanas.

La muerte de la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg también hizo que sea menos probable que se apruebe otro paquete de estímulo en el Congreso antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, una ayuda que permanece en "punto muerto" desde hace tres meses.

Esto provocó grandes caídas en el sector de la salud. Los proveedores de atención médica se vieron presionados por la incertidumbre sobre el destino de la Ley de Atención Médica Asequible (ACA, por sus siglas en inglés), más conocida como Obamacare, con las acciones de Universal Health Services cayendo con fuerza.

Dólar

Frente a la incertidumbre, el dólar subía tras dos semanas de declives. "Lo que estamos viendo con el dólar es una apuesta por un refugio sin riesgo", dijo Erik Bregar, jefe de estrategia cambiaria en el Exchange Bank of Canada en Toronto, agregando que el gatillante fue el temor en las operaciones matinales europeas a un nuevo confinamiento en Reino Unido por el coronavirus.

El índice dólar, que compara al billete verde con seis destacadas monedas, ganaba un 0,85%, a 93,297 unidades, mientras que el euro perdía un 0,9%, a 1,1734 dólares, el yen se debilitaba un 0,1%, a 104,70 unidades por dólar, y la libra esterlina cedía un 0,9%, a 1,2797 dólares.

Metales

El oro y el resto de los metales sufrieron fuertes bajas, afectados por una apreciación del dólar, en una semana en que los inversores estarán atentos a los discursos de las autoridades de la Reserva Federal en busca de pistas sobre más medidas de estímulo para revivir una economía golpeada por el coronavirus.

El oro perdió un 2,1%, a u$s1.909,05 la onza, luego de tocar más temprano su valor más bajo desde el 12 de agosto. Los precios retrocedieron casi un 10% desde un máximo histórico alcanzado a inicios del mes pasado, por una caída en las esperanzas sobre nuevos estímulos.

"El oro debería cotizar al alza con la demanda de refugio, pero es una especie de repetición como en la primavera (boreal) cuando se produce la liquidación del mercado, los participantes han estado vendiendo activos a nivel general", dijo Bob Haberkorn, estratega senior de mercado en RJO Futures

Con más fuerza, la plata al contado se derrumbó un 8,3% a u$s24,53, su menor nivel en más de un mes.

Petróleo

Los precios del petróleo retrocedían con fuerza debido al retorno de las exportaciones libias y al miedo a un nuevo confinamiento por los rebrotes de coronavirus, que sería desastroso para la demanda.

El barril de WTI para entrega en octubre perdió un 4,4% con respecto al cierre del viernes y cerró en u$s39,31. Por su parte, el de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre retrocedió un 4% en Londres y finalizó la jornada en u$s41,44.

La Compañía Nacional de Petróleo libia (NOC, por sus siglas en inglés) anunció el sábado la reanudación de la producción y las exportaciones de crudo en Libia en los sitios "seguros".

Esta noticia llegó al día siguiente de que el mariscal que controla el este del país, Jalifa Haftar, anunciara el levantamiento, bajo condiciones, del bloqueo de ocho meses impuesto por sus fuerzas.

Granos

Los futuros de la soja, el trigo y el maíz se desplomaron este lunes en el Mercado de Chicago, por ventas de los fondos de inversión en este contexto de aversión al riesgo por la nueva ola de contagios.

A pesar de las sostenida demanda de China, la soja sufrió una pérdida superior al 2%, su mayor baja diaria desde el 1° de abril. Cabe recordar que la fuerte demanda del gigante asiático llevó a la oleaginosa a su nivel más alto en más de dos años la semana pasada.

Mientras tanto, el trigo decreció un 3,5% (u$s7,44) y cerró a u$s203,84 la tonelada, en lo que fue su mayor caída porcentual diaria desde agosto de 2019.

Activos argentinos

En medio de este panorama, el índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) comenzó el lunes con una baja del 4% pero luego atenuó caídas hasta el 1,8% por el ascenso del dólar CCL, que rozó los $140 y llevó la brecha cambiaria con el dólar oficial hasta el 85%, lo cual refleja que las expectativas de devaluación del peso siguen latentes.

En el segmento de renta fija, los nuevos bonos cerraron con pérdidas de hasta 3,3%, tal como reflejó la baja del Bonar 2035. Los bonos soberanos acumularon la semana pasada una perdida de hasta el 13%.

En Nueva York, las caídas fueron más pronunciadas, algo que quedó plasmado en el riesgo país argentino, que subía 6,4% a 1.348 puntos básicos, frente a los 1.083 puntos básicos anotados el 10 de septiembre tras reconfigurarse con los nuevos bonos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario