El S&P Merval cayó tras pegar salto de 15% en 3 días; riesgo país rebotó 2,1%

Finanzas

El principal indicador de BYMA retrocedió un 0,4%. Ocurrió ante una previsible toma de ganancias tras las recientes fuertes subas impulsadas por el optimismo con relación a un acuerdo en la reestructuración de la deuda.

En medio de una previsible toma de ganancias, la bolsa porteña puso fin a una importante racha positiva de inicio de semana producto del optimismo reinante en los inversores con relación a un acuerdo en la reestructuración de la deuda soberana entre el Gobierno y los bonistas.

Bajo la presión de un tono negativo en Wall Street, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) retrocedió un 0,4%, a 43.512 unidades, luego de subir un más del 15% en las últimas tres jornadas de negocios y acumular en mayo una mejora del 15,5%.

Las bajas más relevantes del día las anotaron las acciones de Holcim (-3,6%) y Comercial del Plata (-3,4%). En cambio, sobresalieron las subas de Telecom (+5%) y Edenor (+2,6%).

El volumen negociado en acciones alcanzó los $1.491,3 millones. El balance general de empresas arrojó 91 alzas y 84 bajas, en tanto que ocho papeles finalizaron la rueda sin cambios.

En el frente internacional, se divulgaron las solicitudes de seguros de desempleo correspondientes a la semana pasada en Estados Unidos, las cuales vinieron levemente por encima de las expectativas del mercado, poniéndole de esta manera un freno al rally de las principales bolsas de dicho país, las cuales quedaron en terreno negativo, lideradas por la baja del sector tecnológico.

Sumado a esto, el Banco Central Europeo dio a conocer su previsión sobre una fuerte caída durante todo el 2020 en lo que respecta a la economía de la Zona Euro y argumentó que la recuperación comenzaría en 2021.

Por otro lado, el BCE mantuvo las tasas de interés en el nivel actual y anunció un refuerzo a su plan de estímulos para sostener la economía europea. De esta manera, la autoridad monetaria comprará hasta 1,35 billones de euros en bonos hasta 2021. Sin embargo el anuncio del estímulo monetario no bastó para sostener el mercado, que corrigió debido a los datos macroeconómicos negativos, reportaron desde Rava.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los principales bonos soberanos en dólares operaron con mayoría de bajas, sin conocerse mayores precisiones respecto al avance de las negociaciones de la deuda.

El Gobierno, que extendió hasta el 12 de junio el plazo para lograr un acuerdo con sus acreedores para la reestructuración de una deuda pública de 65.000 millones de dólares, mantiene conversaciones con los principales grupos de acreedores para alcanzar un acuerdo.

"Los bonos retrocedieron mayormente en la semana pero las paridades en las que se encuentran distan mucho de las vistas meses atrás, donde habían tocado fondo y donde se quedaron un tiempo hasta que las negociaciones sobre la reestructuración comenzaron a avanzar. La baja en los precios no significa que los inversionistas duden de la cercanía del acuerdo¨, comentaron desde Rava.

En el mercado, creen que los precios llegaron a un punto en el que con la información presente se encuentran cómodos. "Pueden tener recorrido hacia arriba si se cierra el acuerdo de manera favorable o también pueden caer si las negociaciones no llevan hacia ningún lado", proyectan.

A su vez, los bonos en pesos volvieron a mostrarse ofrecidos dejando pérdidas de entre 0,5% y 1% en promedio tanto para el tramo CER como para los que ajustan por tasa variable, comentaron desde el Grupo SBS.

Por su parte, el riesgo país medido por el banco JP.Morgan subió 2,1% a 2.534 puntos básicos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario