Dólar blue: cuáles son las variables que le meterán presión para las próximas semanas

Finanzas

El dólar blue rompió un nuevo récord histórico en un marco difícil de saldar: la escasez de reservas y la inflación más alta desde 1991. Dos factores que juegan en sentido contrario están en juego.

El Gobierno está en una nueva encerrona. Con la crisis de los bonos CER, los dólares paralelos se despertaron y el nerviosismo en el mercado comenzó a hacerse presente en una situación que parecía, a cuentas, inevitable. El dólar blue rompió un nuevo récord histórico en un marco difícil de saldar: la escasez de reservas y la inflación quizá más alta desde 1991. La incógnita ahora parece ser qué recorrido le queda al dólar con pocas herramientas a la vista para cambiar la perspectiva negativa sobre la marcha de la economía. Cómo serán las próximas semanas del dólar blue, el dólar que pese a su carácter ilegal, es el que más miran los pequeños ahorristas.

El viernes, el billete quebró un nuevo récord histórico nominal para ubicarse en los $226 extendiendo la brecha con el dólar mayorista arriba del 80%. En la última semana, el blue saltó $10. Si se tiene en cuenta el recorrido completo, el paralelo acumula una suba de $18 pesos (8,6%) en lo que va del año aún sosteniéndose por debajo de la inflación. A priori, los economistas aseguran que la suba del paralelo responde esta semana a un "reacomodamiento" del mercado teniendo en cuenta la suba que tuvieron los dólares financieros tras la crisis de la deuda en pesos. Sin embargo se vienen dos momentos clave que operarán las próximas semanas. Uno es el turismo extranjero, que podría generar una mayor oferta que tranquilice a la divisa y otro factor que corre por el camino inverso, es el caso del aguinaldo donde ya se da por descontado una mayor demanda para dolarizar ahorros. ¿Cómo pueden jugar estos factores? desde Ámbito consultamos a los analistas.

"Los dólares paralelos tuvieron una cotización estable entre febrero y abril, entre otras cosas porque la señal positiva que generó el acuerdo con el FMI. Pero a partir de mayo, esa tendencia se revirtió frente a los malos resultados fiscales y de acumulación de reservas. En mayo y junio el contado con liquidación aumentó su cotización en una tasa mensual promedio del 6,7%, más del doble respecto a la del blue, 3,1%", comenzó el Director de Analytica, Claudio Caprarulo.

"Hoy es difícil proyectar mejores perspectivas para los próximos meses. Por caso, las importaciones de energía durante julio van a seguir condicionando el saldo comercial, a lo que se suma una mayor presión producto de turismo en el exterior por las vacaciones de invierno y de los pesos que antes iban a deuda CER y ahora buscan refugio en el dólar. A su vez, en la segunda mitad del año la oferta de dólares es menor producto de la estacionalidad en la liquidación del agro", afirmó.

"El dólar libre se estuvo alineando recientemente al reacomodamiento alcista que habían experimentado previamente los dólares financieros, que se despertaron ante una mayor demanda por cobertura a partir de un más complicado contexto externo e interno. Entre los factores domésticos se destacan las tensiones políticas y la incertidumbre económica, en especial frente a un segundo semestre de "más pesos, menos dólares", así como los recientes ruidos en los títulos CER, indispensables para administrar los desafiantes "roll-over" y evitar tener que recurrir al financiamiento monetario", explicó el economista Gustavo Ber en diálogo con Ámbito.

"Más allá de que la estacional mayor demanda de pesos puede abrir una ventana de mayor calma, tal como vienen anticipando en las últimas ruedas los dólares financieros, con posterioridad debería rápidamente reanudarse el reacomodamiento alcista de los dólares libres en caso de extenderse los factores externos e internos que inclinan a los inversores hacia posicionamientos defensivos, más incluso frente a la elevada nominalidad de la economía y que desde hace tiempo se vienen atrasando al deslizarse por debajo de la inflación", agregó.

"El alza del blue de esta semana tiene relación primero con el derrotero de la economía del país y las expectativas negativas sobre el rumbo económico. El riesgo país subió en el mes un 18% respondiendo al temor de los mercados por la incertidumbre, el dólar CCL continua alto a pesar de perder $7 desde máximos y el gobierno tuvo que licitar antes de la fuerte del cierre de mes para aflojar los vencimientos y probar la confianza del mercado. La suba del blue, en ese sentido, es lógica porque no puede quedar un 10% por debajo de los financieros, incentiva el carry y el pasamanos fácil. Se podría afirmar que tarde o temprano el MEP y el Blue van a converger, pasa que el blue es un mercado más atomizado y con menor volumen", opinó el economista Federico Glustein.

"A su vez, a pesar de ser más marginal, el blue tampoco puede estar muy abajo de los dólares crypto, es decir, el blue hoy es el dólar libre más barato y estando hacia una aproximación de demanda por cobro de aguinaldo se afirmó en un valor acorde a lo que el mercado requiere", agregó.

En cuanto al aguinaldo y el turismo, Glustein señaló que "se ve una trayectoria al alza de la divisa blue, pero no con la fuerza que espera el sector, ya que hay una diferencia del 5% entre solidario y blue, por lo cual, puede ser récord de demanda del primero, aliviando el canal paralelo. Por su parte, respecto al turismo hay que ser cautos ya que por medidas gubernamentales de promoción de turismo local hay menor salida al exterior, entonces puede que la demanda del blue no sea tan alta como en otros años y por ende, presione al alza, pero en menor cuantía".

¿Qué alternativas tiene el Gobierno?

Para Gustavo Ber, la suba de tasas llevada adelante por el Banco Central "fue una medida en el sentido correcto, más incluso al acelerar el ritmo camino a ofrecer rendimientos reales positivos" sin embargo, señaló que "en la medida que el contexto externo e interno no ofrezcan un panorama más constructivo podría resultar insuficiente para evitar una mayor dolarización entre los inversores, toda vez que siguen privilegiando posicionamientos defensivos".

"A favor puede jugar si el gobierno logra recomponer el mercado de deuda en pesos y quitar presión sobre el dólar. Para eso va a necesitar mostrar un programa monetario y fiscal consistente, no alcanza solamente con ofrecer más tasa de interés", concluyó Claudio Caprarulo.

Dejá tu comentario