Reservas del BCRA cayeron más de u$s350 millones, a horas del vencimiento clave con FMI

Finanzas

La fuerte baja diaria en los activos internacionales de la entidad monetaria se produjo por efecto de la venta de unos u$s100 millones del BCRA en el mercado de cambios, pero también por la firme caída de la cotización de oro (-1%) y del yuan chino (-0,7%).

Justo en el día previo a un vencimiento clave de deuda con el FMI, las reservas internacionales del Banco Central sufrieron un duro golpe, al registrar pérdidas superiores a los u$s350 millones, para culminar este jueves en su menor nivel en cinco años.

En medio de otra jornada de alta tensión cambiaria, los activos internacionales de la entidad monetaria bajaron en el día u$s355 millones hasta los u$s38.517 millones en términos brutos, lo que representa la cifra más baja desde el 26 de diciembre de 2016 (u$s38.509 millones).

La fuerte caída se produjo por efecto de la venta de unos u$s100 millones del BCRA en el mercado de cambios, pero también por la firme caída de la cotización de oro (-1%) y del yuan chino (-0,8%), activos que forman parte de las reservas.

Si bien para fuentes del BCRA, la caída de los depósitos en dólares del sector privado tuvieron un efecto marginal en el retroceso de las reservas, analistas del mercado no minimizan el constante goteo de los "argendólares" en las últimas semanas y lo señalan como otro de los factores que inciden en la merma de los activos internacionales.

La semana pasada los depósitos de privados mostraron una caída de u$s185 millones (en el mes bajan u$s309 millones), hasta los u$s15.444 millones, en momentos de una creciente tensión cambiaria, ante las persistentes tomas de coberturas en divisas que llevaron al precio del dólar en las plazas alternativas, a operar este jueves entre los $222,50 (blue) y los $235 ("contado con liqui"), lo que marca brechas de entre el 112% y 125%.

Con la venta de más de u$s100 millones este jueves, la autoridad monetaria borró su saldo comprador del mes, y pasó a acumular un balance negativo de casi u$s50 millones, con lo cual la sangría por esta vía llega a casi u$s1.400 millones desde noviembre pasado.

Esta dinámica impactó de lleno en el nivel de las reservas netas que ascienden, según cálculos de analistas, a menos de u$s1.500 millones, por lo que si se le restan los pagos al FMI que se deberían efectuar entre este viernes (u$s731 millones) y el próximo martes (u$s365millones), quedarán en un nivel muy bajo en términos históricos.

"La situación de las reservas disponibles es comprometida y probablemente de seguir así, el BCRA deberá empezar a utilizar parte de los encajes líquidos para afrontar los pagos corrientes a través del MULC", advirtió el economista y director asociado de Eco Go, Sebastián Menescaldi.

Argentina, que busca reestructurar una deuda con el FMI de unos 45.000 millones de dólares, debe enfrentar además de los pagos de los próximos días (casi u$s1.100 millones) un abultado vencimiento de u$s2.900 millones en marzo.

La incertidumbre prevalece, con lo cual "el repunte de los dólares financieros y un Banco Central escaso de divisas presionan al Gobierno a cerrar un acuerdo", comentó un especialista.

En cuanto a las negociaciones con el FMI -uno de los factores que explica la suba del dólar paralelo- la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, comentó este jueves: "Esperamos llegar al mejor acuerdo, pero la Argentina no va a aceptar nada que implique comprometer la senda de crecimiento que, creemos, es el camino que tenemos que seguir llevando adelante". La funcionaria evitó anticipar si la Argentina abonará este viernes al Fondo el vencimiento en cuestión.

Ante la situación apremiante de las reservas, el Gobierno le solicitó a China una ampliación de más de u$s3.000 millones su swap bilateral de divisas en yuanes, según confirmaron fuentes oficiales a Ámbito. El tema será tratado la semana que viene en Beijing cuando el presidente Alberto Fernández viaje allí para las celebraciones por los Juegos Olímpicos.

"Con la activación del swap, se podría realizar hacer cierto comercio con China, o incluso ser convertido a dólares, lo que le daría más aire al Gobierno", estimó Menescaldi.

Pero, además, en el mercado no se descarta que se profundicen los controles sobre las importaciones, que hasta diciembre venían en valores muy elevados que, para algunos economistas, no eran consistentes con el ritmo de actividad económica.

"Todo esto es lo que podría hacer el BCRA, dentro del marco donde se sigue avanzando con el acuerdo con el FMI. Pero, si no se alcanza un acuerdo, probablemente la situación sea mucho más complicada, y el Central deba tomar otro curso de acción, como liberar el tipo de cambio, o al menos elevarlo un poco para que haya una mayor liquidación de dólares", proyecto el director asociado de Eco Go.

Dejá tu comentario