Cómo responden las criptomonedas al comunicado de la Fed

Finanzas

Las miradas apuntan al comportamiento de las principales reservas de valor: oro y Bitcoin. Más allá de un rebote ocasional, analistas advierten que el endurecimiento de la política monetaria de EEUU puede causar nuevas bajas en las monedas digitales.

Fines de noviembre y buena parte de diciembre no han sido lo mejor para los inversores de Bitcoin. Luego de rozar los u$s70.000, las caídas fueron profundizándose hasta llegar a este punto con un nuevo soporte más cerca de los u$s42.000. Este miércoles, la líder de las criptomonedas cotiza en torno a los u$s49.000 logrando un leve repunte del 4% teniendo en cuenta que ayer se mantuvo por la zona de los u$s47.000 en la víspera de la reunión de la FED.

Ethereum por su parte, sube 6% y roza los u$s4.000. De este modo, el mercado de las criptomonedas logra un respiro en el día de hoy con subas de hasta casi 15% como en el caso de Solana.

La Reserva Federal de los Estados Unidos comunicó en esta jornada que en marzo terminará con su programa expansivo de compra de bonos del Tesoro, antes de lo previsto. Asimismo, sus directivos acordaron por unanimidad subir las tasas de interés en tres tramos durante 2022

En la previa a las minutas de la Fed, había algunos analistas que pensaban que este miércoles se pondría punto final a las caídas de las criptomonedas, ya que se producirá un movimiento "compra en las noticias", más allá de lo que dijese el banco central de EEUU en su decisión de política monetaria. Otros, en cambio, creían que la confirmación por parte de la Fed de que acelerará el 'tapering' y acercará las subidas de tipos al año próximo, prolongará la aguda corrección en los criptoactivos.

El bitcoin, más de 30% por debajo de los máximos históricos, lo ha tenido difícil desde el inicio de esta semana, cuando se precipitó hacia u$s45.670. Desde entonces, se ha mostrado algo plano, tratando de encontrar apoyo en torno a los u$s47.000, donde "ha hallado una buena línea de flotación durante el último par de semanas, a excepción de la caída repentina de hace 10 días, por lo que este podría ser un nivel clave para la criptomoneda, ya que busca encontrar su ritmo de nuevo", comentó Craig Erlam, analista de Oanda. El martes recuperó los u$s48.000, donde sigue este miércoles.

"Una Reserva Federal flexible podría entusiasmar al criptomercado, pero puede ser mucho pedir dados los niveles de inflación que estamos viendo", agrega el experto.

Los indicadores técnicos juegan a favor de los pesimistas, ya que se intuye en los gráficos la formación un patrón. "Las caídas actuales y la siguiente consolidación podrían completar el hombro derecho, con un cuello en u$s41.500 dólares y un mayor interés de compra justo en el nivel de u$s40.000", señalan en 'CoinTelegraph'.

Los datos que maneja Whalemap, que se define como una cuenta de análisis de transacciones en la cadena de bloques, también señalan el nivel de u$s40.000 como una zona que hay que vigilar de cerca.

“El problema en el corto plazo es que puede pasar de todo”, indica José María Rodríguezm analista técnico de 'Bolsamanía'. Y explica que “tenemos al rey de las criptomonedas en zona de nadie, a medio camino entre el importante soporte de los u$s40.000-u$s41.500 dólares (los mínimos de septiembre) y lejos ya de la resistencia de los u$s53.600 dólares y ya no hablemos de los u$s60.000 dólares”. “En términos de muy corto plazo este tiene un soporte a la vuelta de la esquina en los mínimos de la semana pasada (47.215 dólares) y resistencia en los máximos de la misma (52.195)”, apunta.

Sin embargo, otros observadores del mercado apuntaban a que, con la noticia de la Fed, los operadores se dejarían llevar por las compras en un movimiento "sell the rumor, buy the news" (vende con el rumor, compra con la noticia). Al menos en el corto plazo, con objetivo hacia los u$s53.000 y una resistencia clara en los u$s60.000.

Sin embargo, es complicado apostar a que estas alzas, de producirse, sean más que un rebote tras las caídas, ya que una subida de tipos y un final más rápido de lo esperado de las políticas de inyección monetaria podrían provocar que el mercado se volviera bajista.

Ethereum en riesgo

En cuanto al resto del sector, se ha vivido una purga en las principales 'altcoins' que ha afectado al ethereum. La criptodivisa número dos alcanzó un máximo histórico en torno a los u$s4.867 a principios de noviembre, para caer casi un 20% un mes después por el aumento del sentimiento de toma de beneficios.

El período de políticas monetarias laxas después de marzo de 2020 ha sido fundamental para impulsar el precio del ether más de un 3.330%. Por lo tanto, la creciente probabilidad de un acelerón en la reducción de estímulos puede poner en el congelador el actual rally y el mercado alcista en su conjunto, según algunos analistas.

El precio de u$s3.900, que ha actuado como soporte durante largo tiempo se erige ahora como la primera resistencia a superar para que vuelvan las subidas. En cambio, de seguir con la ventas, la unidad nativa de la red Ethreum podría caer hasta u$s3.250. Otros expertos son aún más pesimistas y apuntan a u$s2.800.

Dejá tu comentario