Efecto Fed: retorno de bonos de EEUU anotó racha alcista más larga desde 2018

Finanzas

Goldman Sachs espera que la Fed suba las tasas cuatro veces en 2022, en comparación con su pronóstico anterior de tres.

La expectativa de una inminente suba de tasas por parte de la Reserva Federal de EEUU vuelve a traccionar las decisiones de los inversores en el comienzo de esta nueva semana. El rendimiento de los bonos norteamericanos rozó máximos de dos años, Wall Street cayó, y el dólar se fortaleció frente a otras monedas representativas a nivel global.

El rendimiento de los títulos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años subió 0,9 puntos básicos a 1,778% después de tocar un 1,808%, su nivel más alto desde el 21 de enero de 2020. De este modo, el retorno registró su racha alcista más larga desde abril de 2018 al anotar su séptimo avance consecutivo.

Paralelamente, el rendimiento de los bonos a dos años, que típicamente se mueve en línea con las expectativas de las tasas de interés, sumó 2,8 puntos básicos a 0,898%, luego de tocar un 0,91%, su mayor nivel desde el 3 de marzo de 2020.

Un ajustado mercado laboral y la creciente inflación han fortalecido las expectativas de que el banco central se vuelva más agresivo a la hora de subir las tasas y reducir su balance.

Goldman Sachs espera que la Fed suba las tasas cuatro veces en 2022, en comparación con su pronóstico anterior de tres, en línea con la opinión de analistas de J.P. Morgan y Deutsche Bank.

El presidente de la Fed de Richmond, Thomas Barkin, dijo el lunes que es concebible que el banco central pueda subir las tasas en marzo, según el Wall Street Journal.

Mientras tanto, las acciones de Estados Unidos cerraron con mayoría de bajas el lunes, pero muy lejos de sus mínimos del día, con el Nasdaq protagonizando un fuerte repunte al final de la sesión.

El referencial que reúne a los papeles de las principales empresas de tecnología, ganó 0,1% luego de caer más de 2% en el intradiario. "Algunos inversionistas aparecieron buscando gangas después de la liquidación de más temprano", dijo Rick Meckler, socio de Cherry Lane Investments, una oficina de inversión familiar en New Vernon, Nueva Jersey. El Dow Jones y el S&P 500 cayeron 0,5% y 0,1%, respectivamente.

En este contexto, el índice dólar, que mide el desempeño del billete verde frente a seis pares, ganó un 0,2% a 95,993, para mantenerse cerca del máximo de 16 meses que tocó a fines de noviembre.

Los inversores estarán observando esta semana los datos de inflación y el testimonio del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y de la gobernadora del banco central Lael Brainard, en busca de pistas sobre el momento y la velocidad de las alzas de tasas.

Los datos de inflación al consumidor de diciembre de Estados Unidos se publicarán el miércoles, y se prevé que el IPC general llegue a un 7% interanual, lo que fortalece los argumentos a favor de que las tasas de interés aumenten más temprano que tarde.

Dejá tu comentario