S&P Merval cayó otro 3% y el riesgo país alcanza nuevos récords desde septiembre

Finanzas

La bolsa porteña cayó por cuarta jornada consecutiva, mientras que los principales bonos se hundieron hasta 1,7%, por lo cual el riesgo país trepa hasta las 1.515 unidades.

Los bonos y las acciones argentinas sufrieron otra jornada negativa en medio de la desconfianza que impera entre inversores institucionales sobre la economía del país, lo que lleva el riesgo país hasta un nuevo récord desde que se selló el canje de deuda en septiembre.

El índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos Buenos Aires retrocedió un 3,1%, a 47.759 unidades y registró una merma de 8,8% en las últimas cuatro ruedas, presionado por la tendencia a la baja que exhibieron los dólares financieros aunque este martes tanto el CCL como el MEP revirtieron sus pérdidas de inicio de rueda y rebotaron levemente.

Al igual que el lunes, las principales pérdidas se observaron en el sector de bancos; las acciones del Grupo Supervielle se hundieron 6,8% y borraron las sorprendentes ganancias que habían mostrado la semana previa para volver a cotizar en niveles similares a los de inicios de febrero.

Paralelamente, los ADRs de Supervielle se desplomaron 6,7% y también lideraron las pérdidas de los activos locales que cotizan en Wall Street.

Las complicaciones generadas por el coronavirus, la alta inflación y las lentas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un plan de facilidades extendidas son tres dificultades que mantienen alertas a quienes participan de la plaza doméstica.

Gustavo Ber, de la consultora Estudio Ber, sostuvo que "los operadores siguen expectantes de las novedades sobre negociaciones con el FMI, ya que resulta crucial al menos lograr refinanciar los compromisos a fin de no presionar a las reservas del Banco Central. Ello sucede al reconocer los inversores la baja probabilidad en un año electoral de consensuar un plan para enfrentar los desequilibrios económicos".

Al respecto, el presidente Alberto Fernández dijo hoy en el marco de una gira por México que el país quiere "encontrar un acuerdo pero tiene que ser un acuerdo que le convenga a Argentina y que no le cueste a los argentinos más de lo que ya han debido soportar".

En respuesta a la supuesta intención de la vicepresidenta Cristina Fernández de retrasar el acuerdo hasta que la pandemia se haya disipado, el mandatario aseguró que escucha su opinión pero que el acuerdo "es un problema que tengo que resolver yo y el ministro de Economía (Martín Guzmán)".

Bonos y riesgo país

En este marco, los bonos soberanos en dólares volvieron a culminar la jornada en baja. El Bonar 2030 cayó este martes un 1,7% mientras que el Global 2030 retrocedió 1,6%.

Por lo tanto, el riesgo país cerró en 1.514 puntos y subió un 0,87% con respecto al lunes, la cifra más elevada desde septiembre, cuando el Gobierno informó una adhesión del 99% a su propuesta de reestructuración de deuda externa. Desde esa fecha, el precio de los títulos emitidos bajo ley extranjera se derrumbaron entre 20% y 30%.

"El contexto no acompaña y los rendimientos de los bonos argentinos se encuentran al borde del 20%. A esto se suman las fuertes turbulencias en Brasil y otra expansión en la tasa del Tesoro Americano a 10 años que ya se ubica en torno al 1,4%", explicó la consultora Delphos Investment.

Los bonos en pesos ajustados por inflación terminaron la sesión dispares, con los plazos más cortos operando al alza (Boncer 2021 y 2023) y los más largos cerrando a la baja (Boncer 2024 y 2026).

Esta jornada el Ministerio de Economía convocó a una nueva licitación de títulos en moneda local, a través de la cual busca conseguir $210.000 millones para cerrar febrero con un nuevo financiamiento neto.

Según lo plasmado en el comunicado oficial, la cartera conducida por Martín Guzmán pretende colocar más de la mitad de la deuda en Boncer, con vencimientos en 2023 y 2024.

Analistas sostienen que los inversores se ven en una disyuntiva entre demandar instrumentos a menor plazo, pero con tasas reales negativas, o solicitar instrumentos más extensos con tasas positivas.

Dejá tu comentario