11 de abril 2024 - 16:47

Wall Street y la Fed recalibran expectativas sobre una baja de tasas en EEUU

La inflación está demostrando ser un problema más difícil de lo que los funcionarios del banco central estadounidense habían previsto hace tan sólo un par de meses, mientras que otros indicadores de la economía muestran pocas señales de desaceleración.

Mercado y autoridades de la Fed recalibran expectativas sobre una baja de tasas en EEUU.

Mercado y autoridades de la Fed recalibran expectativas sobre una baja de tasas en EEUU.

El grupo de autoridades de la Reserva Federal de EEUU que no consideran urgente reducir las tasas de interés sigue creciendo, y el presidente de la Fed de Nueva York afirmó el jueves que no es necesario reducir los costos de los préstamos "a muy corto plazo".

Con este comentario, el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, plantó bandera junto a otros responsables monetarios, señalando la creciente cautela a la hora de moverse demasiado rápido para recortar las tasas cuando la inflación parece estar, en el mejor de los casos, en un camino "accidentado" hacia el objetivo del 2% anual del banco central.

La inflación está demostrando ser un problema más difícil de lo que los funcionarios del banco central estadounidense habían previsto hace tan sólo un par de meses, mientras que otros indicadores de la economía muestran pocas señales de desaceleración. Esta combinación ha retrasado aún más el inicio previsto de un ciclo de relajación monetaria.

La Reserva Federal se encuentra actualmente en una "buena posición" y "no hay una necesidad clara de ajustar la política monetaria a muy corto plazo" dada la situación actual de la economía, dijo Williams a periodistas tras un discurso en Nueva York. Williams, vicepresidente del Comité Federal de Mercado Abierto del banco central, encargado de fijar las tasas, también dijo que será necesario recortarlas "eventualmente".

Mientras, el jefe de la Fed de Richmond, Thomas Barkin, que ya había señalado su preocupación por la amplitud de la inflación que es difícil de "conciliar" con un cambio a corto plazo hacia recortes de tasas, dijo que las últimas cifras "no aumentaban mi confianza" en que las presiones sobre los precios se estuvieran relajando de forma más generalizada.

Williams también hizo un guiño a los problemas que han surgido en los últimos informes de datos, diciendo que "probablemente habrá baches en el camino, como hemos visto en algunas lecturas recientes de la inflación".

Aún así, Williams dijo a periodistas que a los funcionarios de la Fed no les han sorprendido los recientes retrocesos de la inflación, y que si ha habido sorpresas ha sido por la rapidez con la que se relajaron las presiones sobre los precios el año pasado.

Williams y Barkin hablaron un día después de que se conocieron datos del índice de precios al consumidor de marzo más fuertes de lo esperado, lo que provocó un ajuste de las expectativas sobre cuándo la Fed podrá recortar las tasas este año, y llevó a algunos economistas a predecir que no se habrá recortes en el costo del crédito hasta 2025.

El mercado cambia previsiones sobre recorte de tasas

Los economistas de Wall Street, como Barclays y Wells Fargo, cambiaron sus previsiones tras conocerse los datos del IPC y pronosticaron sólo uno o dos recortes de tipos este año, en lugar de los tres anteriores.

Las apuestas de los mercados financieros sobre un inicio de los recortes en septiembre se mantuvieron prácticamente intactas, aunque las lecturas de los precios al productor en marzo, en general más frías de lo esperado, aumentaron la opinión colectiva de los operadores sobre las probabilidades de un recorte en julio hasta casi igualar la de un inicio más tarde.

Dejá tu comentario

Te puede interesar