Wall Street: apuesta masiva de los inversores por las tecnológicas impulsó al S&P500 y al Nasdaq

Finanzas

Los gigantes tecnológicos Apple y Microsoft, cada uno con una suba de cerca del 2% en el día, fueron los mayores impulsos para el índice de referencia S&P.

Los principales índices de Wall Street subieron este lunes, y tanto el S&P 500 como el Nasdaq ganaron más de un 1%, gracias a una apuesta masiva de inversores por las alicaídas acciones tecnológicas, en una jornada en la que los rendimientos de los bonos del Tesoro cayeron, mientras el mercado intentan calibrar la trayectoria de la inflación.

El índice industrial Dow Jones subió 186,14 puntos, o un 0,54%, a 34.393,98 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 41,19 puntos, o un 0,99%, a 4.197,05 unidades. El Nasdaq , en tanto, sumó 190,18 puntos, o un 1,41%, a 13.661,17 unidades.

Entre los 11 principales sectores del S&P, el tecnológico avanzó cerca de un 2%, el de mejor desempeño en la sesión, luego que los rendimientos del bono del Tesoro a 10 años tocaron un mínimo de dos semanas, lo que también impulsó a otros valores de crecimiento.

La preocupación por la inflación se enfrió por el momento, ya que los inversores podrían estar empezando a considerar que el proyecto de ley de infraestructura del presidente Joe Biden probablemente sea más pequeño, o no pueda proporcionar un impulso económico tan grande.

Bill Stone, director de inversiones de The Glenview Trust co, dijo que es probable que los valores de crecimiento recibieran interés por la baja de los rendimientos. "Parece ser el rebote continuado de una rotación de vuelta al crecimiento, los sectores de mayor rendimiento hoy son todos valores de crecimiento (...) Es el continuo tire y afloje", dijo.

Los gigantes tecnológicos Apple y Microsoft, cada uno con una suba de cerca del 2% en el día, fueron los mayores impulsos para el índice de referencia S&P.

Los mercados de renta variable han estado volátiles en las últimas semanas, ya que los inversores sopesan los sólidos datos económicos y el temor a que los cuellos de botella de la oferta puedan llevar a una larga temporada de precios más altos, lo que obligaría a la Reserva Federal a reducir el estímulo monetario.

El presidente de la Fed de St Louis, James Bullard, dijo el lunes que espera que la tasa de inflación se sitúe por encima del 2% tanto este año como el próximo, pero varios funcionarios de la Fed, incluido él mismo, siguieron apoyando la política del banco central en declaraciones separadas.

Bolsas europeas, cerca de máximos históricos

Las acciones europeas subieron a cerca de sus máximos históricos este lunes, con los valores tecnológicos a la cabeza, porque los inversores contaban con la fortaleza de las ganancias empresariales para mantener el impulso del mercado.

El índice paneuropeo STOXX 600 subió un 0,1% a 445,07 puntos, apenas por debajo de su máximo histórico de 446,19 puntos.

Los valores tecnológicos subieron un 1%, mientras que sectores más sensibles a la economía, como los bancos y los recursos naturales, cayeron. "Nuestro enfoque a corto plazo en la operación de reflación y en sectores como el energético y el financiero no es tan interesante como el caso del crecimiento y la tecnología", dijo Mark Haefele, director de inversiones de gestión de patrimonio global de UBS.

"Aunque las acciones mundiales se encuentran ahora en torno a un 20% por encima de los máximos anteriores a la pandemia, una combinación de fuerte crecimiento de las ganancias y valoraciones razonables en relación con los rendimientos de los bonos, aún bajos, apunta a más subas", añadió.

La actividad bursátil fue escasa, con los mercados de Austria, Dinamarca, Hungría, Noruega, Suiza y Alemania cerrados por vacaciones.

La empresa británica Cineworld Group Plc subió un 3,2% después de que la comedia de aventuras animada "Peter Rabbit 2: The Runaway" atrajo más gente de la esperada tras un cierre de meses de Covid-19.

Ayudando a la confianza, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, dijo el viernes que todavía es demasiado pronto para discutir el final de su plan de compra de bonos de emergencia de 1,85 billones de euros (2,3 billones de dólares).

Sus comentarios se conocieron después de que algunos de sus colegas pidieron que se considerara la posibilidad de reducir el gasto. El banco central se reunirá a principios del próximo mes para discutir su política monetaria.

Dejá tu comentario