Política

Gremios en campaña: Moyano exhibe músculo y CGT coordina con Alberto Fernández

En el último tramo antes de la votación, cada sector mostró diferencias en la estrategia para apuntalar las candidaturas del Frente de Todos.

El abordaje del sindicalismo sobre la campaña electoral dejó de manifiesto las diferencias que atraviesan cada sector de la CGT. Con estrategias paralelas, mientras la conducción formal apuntala el vínculo con los equipos de campaña de Alberto Fernández y se pone al servicio de los asesores del candidato, Hugo Moyano hará el lunes que viene un acto que promete ser masivo para exhibir el volumen propio del gremio de Camioneros. El único eje que une los dos sectores es la convicción de eludir medidas de fuerza y declaraciones altisonantes que pudiesen servir de argumentos para el Gobierno.

Aunque los dos espacios trabajan para el Frente de Todos, el enfrentamiento que subsiste -histórico- de los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” de diálogo con el Ejecutivo con el segmento que lidera Moyano impedirá cualquier intersección en las labores preelectorales. Y obligará, además, a los asesores del candidato presidencial a extremar la diplomacia para evitar recelos.

El camionero resolvió que cerrará su participación en la campaña fiel a sí mismo: encabezará el lunes un acto callejero que sus colaboradores alegan congregará a 30 mil afiliados al sólo efecto de validar su vigencia tanto al frente del sindicato como -sobre todo- en su rol de dirigente de un rubro clave y con capacidad de daño en la economía. La excusa será el cierre de listas para las elecciones en septiembre de la seccional Buenos Aires de Camioneros, en donde Moyano irá por un nuevo mandato.

El exjefe del a CGT se desmarcará así del bajo perfil adoptado por el grueso de la dirigencia sindical luego del ataque directo de Mauricio Macri hacia varios gremialistas -incluso el propio Moyano- y que motivó pedidos de mesura de los equipos de Alberto Fernández. Si bien el gremialista no usará el acto para llamar a una medida de fuerza, buscará mostrar que su capacidad de convocatoria permanece intacta. El acto formal se hará en el microestadio del club Ferrocarril Oeste pero el eje estará en la calle, con la afluencia de la militancia propia.

Mientras tanto, y con mayor vocación de moderación, sus aliados del Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona) se congregaron ayer en la sede del gremio de mecánicos (Smata) para debatir el rol de la dirigencia en el trance electoral, el futuro del trabajo y las estrategias para abordar el impacto de las nuevas tecnologías.

Con presencias como la de Ricardo Pignanelli y Mario Manrique (Smata), Eduardo Berrozpe (bancarios), Héctor Amichetti (gráficos), Roberto Baradel (maestros bonaerenses, Suteba), Jorge Kalinger (docentes privados, Sadop) y el camionero Omar Pérez, en representación de los Moyano, el plenario tuvo un sesgo propositivo y de paso buscó ratificarle a la administración de Mauricio Macri que no incurrirá en una acción intempestiva de protesta.

En paralelo la “mesa chica” de la CGT profundizó su vínculo con el equipo de campaña del candidato presidencial del Frente de Todos. Ayer Héctor Daer encabezó una reunión con Nicolás Trotta, coordinador de los asesores del Frente de Todos, en la sede del gremio de Sanidad. También estuvieron el portuario y extriunviro Juan Carlos Schmid, Víctor Santa María (encargados de edificios, Suterh, quien llegó junto a Trotta), Rodolfo Daer (Alimentación), Carlos Sueiro (personal de Aduana), Sergio Romero (docentes, UDA), Luis Hlebowicz (pasteleros), Rubén Aguiar (panaderos), Noé Ruiz (modelos) y Aníbal Torretta (municipales porteños), entre otros.

El encuentro apuntó a afinar el discurso del postulante respecto de las actividades más golpeadas de acuerdo al relato de cada dirigente. En cuanto a los gremios, cada referente detalló los métodos que aplicará en el último tramo de la campaña para difundir entre sus afiliados la necesidad de reforzar el voto a favor de la fórmula Fernández y Cristina de Kirchner. Como adelantó este diario, la “mesa chica” de la CGT y otros gremialistas afines viajarán mañana a Tucumán para participar en un acto organizado por el gobernador local, Juan Manzur, con postulantes a gobernadores de la región del NOA y a diputados y senadores nacionales y distritales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario