Buenas perspectivas para la industria textil: empresarios planean aumentar la planta de empleados

Una encuesta encargada por la Fundación Pro Tejer señala que el 83,3% de los empresarios estima una recuperación y nueve de cada diez planean mantener o ampliar la cantidad de personal.

Tras un 2020 condicionado por la pandemia con fuertes bajas en ventas y producción, la industria textil inició este año con mejores perspectivas, ya que el 83,3% de los empresarios, según una encuesta encargada por la Fundación Pro Tejer, estimó una recuperación y nueve de cada diez planean mantener o ampliar la cantidad de personal.

"Obviamente, el 2021 va a estar supeditado a lo que pase con esta segunda ola de la pandemia pero las expectativas del sector son optimistas", consideró la Fundación.

El sector textil registró en el cierre del primer trimestre un aumento del 52,4% contra igual período de 2020, mientras que la indumentaria tuvo un incremento del 68,6% en su producción en marzo y un 15,1% en el trimestre.

En abril 2021, y según datos de CAME, las ventas en comercios minoristas comenzaron a repuntar fuertemente en relación a abril 2020 aumentando un 65,6% en pesos pero continúan un 64,1% por debajo de abril 2019.

Entre 56% y 59% de los industriales textiles estima ampliar la capacidad instalada de las fábricas y realizar más inversiones para abastecer una demanda que viene en crecimiento.

Según el sondeo, el 83,3% de las empresas encuestadas estiman que sus ventas se incrementarán a la par que un 66,7% considera que incrementará sus exportaciones.

"Naturalmente, las bajas ventas redundaron en un menor volumen de producción. No obstante, un 72,4% de las empresas mantuvo o amplió su plantilla de trabajadores durante el año pasado", indicó la cámara empresarial.

Entre las principales estrategias para enfrentar la crisis las empresas apelaron a la utilización de programas públicos como el ATP (20% de las encuestadas) y la reducción de horas de trabajo (17,5%).

En el trabajo realizado entre más de 80 empresas de los rubros textiles de todo país, "se destaca, la inversión en reconversión productiva hacia la fabricación de barbijos, kits y otros insumos sanitarios y, en este sentido, la importancia de contar con una industria nacional versátil capaz de hacer frente a diversas circunstancias en contexto de escasez mundial", explicó la Fundación Pro Tejer.

La entidad estimó que durante el 2021, las inversiones del sector superarán los USD 250 millones; 50 millones de dólares más que en el 2020.

Dejá tu comentario