Aduana frenó un contrabando de relojes valuados en $1.500.000 en Iguazú

Información General

Una agente que se encontraba en el Paso Fronterizo Internacional Iguazú - Foz de Iguazú descubrió el contrabando después de un control exhaustivo.

Una agente especializada de la Dirección General de Aduanas-AFIP apostada en el Paso Fronterizo Internacional Iguazú - Foz de Iguazú descubrió a un conductor que pretendía ingresar al país desde Brasil con 39 relojes falsificados ocultos en el interior de su auto, valuados en $1.500.000.

El conductor intentó saltar el control argumentando que no tenía tiempo. Sin embargo, la agente de la Aduana ordenó la revisión del interior del auto y le indicó que se detuviera a un costado mientras se realizaba un control exhaustivo.

Los relojes, de marcas de alta gama, fueron encontrados debajo de la alfombra y en el interior de la guantera. Especialistas señalaron que podría tratarse de relojes falsos de marcas como Rolex, Bulgaria, Tag Heuer y otras, con un valor exacto de $1.467.800.

El organismo secuestró los productos ilegales y el conductor permanece imputado en la causa ante el juzgado de turno.

En este sentido, la Aduana registró más de una infracción:

  • Los 39 relojes excedían la franquicia de USD 300 que el régimen de equipaje contempla para ingresos por vía terrestre.
  • Intentó evadir el control y puede recibir sanciones que se basan en el artículo 863 del Código Aduanero.
  • Por tratarse de relojes falsificados, la Aduana determinó que los relojes que pretendía ingresar son considerados mercadería prohibida, lo que constituye una infracción al artículo 46 de la Ley 25.986.
Aduana relojes.jpeg

La Aduana y un contrabando de combustible

La Aduana, además, registró un contrabando de combustible la semana pasada, cuando agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP apostados en Posadas, Misiones, descubrieron una serie de operaciones que culminaron en el secuestro de 12 vehículos.

Un análisis del organismo que dirige Guillermo Michel encontró que determinados vehículos con matrícula extranjera estaban cruzando la frontera entre Argentina y Paraguay con una frecuencia inusitada: hasta seis veces por día.

Los automóviles contaban con tanques de combustible modificados, con sistemas de extracción que no eran los originales de fábrica, por lo cual se presume que la intención detrás de la excesiva asiduidad de los cruces era el contrabando de combustible.

Temas

Dejá tu comentario