Anularon la absolución a Rubén Beraja por la quiebra del Banco Mayo

Información General

La Cámara Federal de Casación revocó la absolución por asociación ilícita y pidió al tribunal que dicte un nuevo fallo sobre el caso que lleva 22 años en la justicia.

La causa por la quiebra y vaciamiento del Banco Mayo en 1998 sigue deambulando por los tribunales y acumulando fallos. La Cámara Federal de Casación anuló ahora la absolución al ex titular de la DAIA, Rubén Beraja, por el delito de asociación ilícita y ordenó dictar un nuevo veredicto.

Si bien Casación ratificó la prescripción de otros delitos por los que Beraja y los ex directivos del Mayo fueron juzgados, anuló un fallo de julio del año pasado del Tribunal Oral Federal 3 que los absolvió por asociación ilícita y dispuso que se dicte un nuevo veredicto "con la celeridad que el caso impone".

Los jueces de Casación, Javier Carbajo y Gustavo Hornos, concluyeron que los acusados habrían conformado una asociación ilícita para defraudar inversores y ahorristas de la entidad y sostuvieron que el Tribunal no fundamentó debidamente la absolución.

La causa penal se inició en noviembre de 1998, un mes después de que el banco Mayo quebrara y la acusación fue por el vaciamiento y una deuda de 500 millones dólares.

Si bien el fiscal y la querella del BCRA dieron por probada la asociación ilícita y pidieron condenas, el tribunal absolvió. Ahora Casación reclamó un nuevo fallo.

"No es ocioso recordar que gran parte del sistema bancario se asienta en la confianza y solidez que despiertan sus instituciones, extremo que fue destacado por la querella a la hora de analizar justamente la actuación del Banco Central respecto de las operaciones de redescuentos tendientes justamente a sostener el marco de solidez del sistema que la situación crítica del Banco Mayo amenazaba", dice el voto del juez Carbajo.

El camarista Hornos sostuvo que Beraja debe ser considerado como jefe de la asociación ilícita: "fue quien no sólo condujo los hilos del entramado lícito de la citada entidad bancaria, sino que comandaba la organización ilícita que se montó en de su seno y que funcionó a expensas de ésta, dentro de la que tuvo en todo momento el poder real de toda la estructura".

Hubo un "engaño a los mismos inversores, que creían estar depositado su confianza y su dinero al amparo de una respetable y confiable entidad bancaria, cuando en realidad no era así".

Beraja, que estuvo preso dos años en esta causa, de 2003 a 2005, era la "máxima autoridad del Banco Mayo, Presidente del Consejo, influyente, referente y líder de una importante comunidad en la Argentina", consigna el fallo de Casación.

El alto tribunal anuló la absolución por asociación ilícita dictada a Beraja, y los ex directivos del Banco Salomón Cheb Terrab, Víctor Liniado, Sergio Kompel, Isaac Duek, Rafael Charur y David Malik.

Hornos pidió, en minoría, condenar directamente a Beraja, pero finalmente acordó con la postura de Carbajo de enviar el caso nuevamente al Tribunal Oral para que se dicte un nuevo veredicto. El camarista Mariano Borinsky votó en disidencia.

"La estructura bancaria que ofrecía el ex Banco Mayo, le permitió a la asociación contar con una aparente imagen de legalidad, debajo de la cual se ampararon para atraer la confianza de inversores y del incauto público en general", dice el fallo de Casación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario