Blumberg, en la SIDE para seguir caso Alex

Información General

A tres días de la multitudinaria marcha a la Plaza de los Dos Congresos, un Juan Carlos Blumberg más expectante de los resultados de su convocatoria conversó ayer con este diario.

Confesó que mucho de lo que se había anunciado sobre la investigación del secuestro y asesinato de su hijo Axel antes de la manifestación del jueves le pareció «raro». Ahora, tras un encuentro que mantuvo con expertos de la SIDE, retomó su confianza y comentó que «se ha avanzado mucho». Esta semana, Blumberg trabajará con sus abogados para seguir luchando para esclarecer el caso. Espera ansioso los resultados de la sesión extraordinaria que se fijó para el miércoles, aunque con el apoyo que le brindó un llamado de Daniel Scioli, anticipándole que desde el Senado, se está trabajando a presión sobre su petitorio. También contó que se multiplicaron los puntos de recepción de firmas de apoyo al petitorio en todo el país. Las siguientes son las principales líneas del diálogo con este diario:

Periodista:
¿Pudo ver el expediente de la investigación que lleva el fiscal Jorge Sica sobre el asesinato de su hijo?

Juan Carlos Blumberg: Todavía no.


P.:
Este fin de semana, investigadores del caso anunciaron que ya habían identificado a los asesinos de Axel. ¿Cree en los avances que el caso ha tenido desde la marcha multitudinaria que convocó en la Plaza de los Dos Congresos el jueves?

J.C.B.: Sospeché de muchas cosas que se anunciaron antes de la marcha, me pareció raro.


P.:
Antes de la marcha, usted había desacreditado algunos anuncios sobre detenciones. ¿Ahora tiene más confianza?

J.C.B.: Estuve en la SIDE y ahora sé que se ha avanzado mucho, que se han descubierto muchas cosas. Lo que no me parece correcto es que algunos medios dieron nombres de involucrados. Hay cosas que no conviene decir por la investigación.


P.:
El juez Bergesio dictó prisión preventiva para cuatro de los detenidos y podría disponerla también para la dueña de la casa donde estuvo su hijo. Se dice que habrá más detenciones, y cada vez se vincula más a policías de la DDI de San Isidro.

J.C.B.: Aquí hay muchas cosas. Esto es una corporación. Al negocio de los secuestros se pasó gente de los desarmaderos, del robo de pasacasetes, hubo muchos involucrados. Son profesionales, es gente con elementos para delinquir. El negocio es un negocio interesante al que se pasaron delincuentes. La persona que estuvo secuestrada con Axel y compartió con él algunas horas de cautiverio dijo que escuchó que los secuestradores comentaban:«Mirá qué negocio que es éste». Habían cobrado $ 30 mil de un secuestro y se lo iban a pagar a un abogado para que saque a otro delincuente que estaba preso por secuestro.


P.:
El endurecimiento de las penas es justamente uno de los puntos más fuertes de su petitorio.

J.C.B.: Mire, la persona que tuvo 6, 7 eximiciones de prisión no tendría que volver a ser eximida. Pero aquí 85% de los procesados no tiene condena; muchos salen porque se ha pasado el período legal en el que deben ser condenados.


P.:
Ya entregó el petitorio y con un apoyo inédito en la historia del país. ¿Qué planes tiene para el futuro?

J.C.B.: Quiénes se pronuncian a favor y que se sepa quiénes son los que votaron en contra. Si vemos que esto no camina, vamos a seguir insistiendo. Hoy (por ayer) me llamó Daniel Scioli para decirme que desde el Senado también se está preparando algo (en relación con el petitorio).


P.:
¿Está de acuerdo con el pedido de fondos para seguridad y efectivos policiales que realizó Felipe Solá a Néstor Kirchner?

J.C.B.: Mayor seguridad es mejor, pero sigo pensando que aquí es necesaria una reestructuración total de la Policía. El temor de la gente es muy serio, muy grave, pero lo más importante es llegar a organizar todo esto, es producir un cambio, no un retroceso. En el petitorio que presentamos incluimos cosas simples, pero que pueden ayudar mucho.


P.:
El jueves afirmó que juntaría mucho más de 2 millones de firmas de apoyo a su petitorio. ¿Cuántas lleva juntadas?

J.C.B.: Es difícil tener la cuenta ahora. Están firmando en toda la República. Tenemos fomularios en Internet. Los compañeros de Axel también están juntando firmas. Hubo algo interesante que es que gente mayor tomó el tema con mucho amor y están recorriendo las calles juntando firmas. Se están juntando también en las provincias, en los shopping, en Martínez, sobre Maipú, Cabildo. Al formulario que teníamos donde se incluía un número de orden, número de DNI del firmante y su nombre, se agregó ahora la dirección y el teléfono.


• Repercusión

P.: ¿Cómo se siente ante la repercusión que tuvo su convocatoria?

J.C.B.: Fue mucha la repercusión. La noticia recorrió diarios del mundo, como, por ejemplo, «Le Monde» de Francia. Me llamaron de varios medios de Brasil. La gente que circula cerca de la casa se acerca. Hoy (por ayer) quise salir a las 7.15 y me encontré con mucha gente que vino a colaborar. Es mucha la cantidad de gente que se solidarizó.Ayer (por el sábado) hicimos una misa en la iglesia Fátima de Libertador, y participó gran cantidad de gente. La marcha fue impresionante. Tuve que salir en una ambulancia, porque fue mucha la gente que quería hablarme.


P.:
¿Piensa que la aplicación de su petitorio y la reestructuración de la policía son los únicos cambios urgentes en materia de seguridad?

J.C.B.: Creo que hay que trabajar también sobre la prevención, sobre el control, para que se puedan evitar los delitos. Esto es fundamental.A la gente que delinque se la tiene que radiar de la sociedad. Los presos deben trabajar para poder reinsertarlos en la sociedad. No es posible que las cárceles sean escuelas del delito. Hay que trabajar también con políticas de Estado a largo plazo y en distintas áreas, salud, educación, economía, etcétera.

Dejá tu comentario