Brasil: San Pablo anunció un cierre casi total por dos semanas y Paraná, su colapso hospitalario

Información General

Fue superado el 75% de ocupación de camas y se baten récord diarios de internaciones. En el estado de Paraná las personas están siendo entubadas en sus casas en la ciudad de Cascavel a 140 kilómetros de Puerto Iguazú.

La situación epidemiológica en Brasil continúa empeorando, el estado de San Pablo -donde viven 46 millones de habitantes, una población similar a la de toda la Argentina- anunció dos semanas de cuarentena con cierre de comercios, bares, restaurantes y toda actividad recreativa, además de un toque de queda nocturno para evitar el colapso de su sistema sanitario.

El estado de Paraná, fronterizo con la Argentina, había anunciado que su sistema de salud está colapsando por falta de capacidad hospitalaria ante la avalancha de pacientes que necesitan camas de terapia intensiva a causa de la segunda ola de coronavirus, una situación similar a la de Santa Catarina y Mina Gerais.

Ayer ya había sido un día sombrío para el país con una caída histórica de algo más de cuatro puntos en su economía, un récord de más de 1.640 muertes en un día por coronavirus y varias ciudades fronterizas con la Argentina con sus sistemas públicos de salud colapsados por la pandemia.

El gobierno federal del presidente Jair Bolsonaro se limitó a defender el plan de vacunación y a oponerse a mayores medidas de confinamiento.

En las últimas 24 horas, Brasil registró un segundo récord consecutivo de muertos por coronavirus, con 1.910, y 71.704 nuevos contagios, el segundo peor número desde el primer caso el 19 de febrero de 2020, informó el Ministerio de Salud.

"Estamos al borde del colapso tanto en San Pablo como en Brasil, necesitamos coordinación nacional, algo que no hace el gobierno federal", pidió el gobernador paulista, Joao Doria, al anunciar la fase roja para el estado más afectado por la Covid-19 en Brasil desde el sábado hasta el 19 de marzo.

El cierre anunciado se tomó porque fue superado el 75% de ocupación de camas y se baten récord diarios de internaciones a causa de la segunda ola de coronavirus.

"Yo diría que estamos entrando en colapso", dijo el secretario de Salud de Paraná, Beto Preto, un día después de que fuera superado por falta de camas el sistema hospitalario de Santa Catarina, también fronterizo con la Argentina, y el de la región sur de Minas Gerais, razón por la cual enviaron pacientes a ser internados a otras regiones del país.

Anoche el Congreso aprobó una ley que permite a estados, municipios y privados comprar vacunas independientemente del Gobierno federal, cuando al menos diez capitales provinciales están en situación crítica hospitalaria.

Paraná tiene una ocupación general de 92% pero del 97% en el oeste, en la región de la Triple Frontera Brasil-Argentina-Paraguay.

Preto dijo que existen relatos de personas siendo entubadas en sus casas por falta de camas en la ciudad de Cascavel, ubicada a 140 kilómetros de Puerto Iguazú, Misiones.

El primer mandatario pidió a la población no entrar en pánico con el récord de muertos por la pandemia, rechazó nuevamente las cuarentenas pese al colapso del sistema hospitalario porque habrá muertos "por hambre y depresión", y sostuvo que el Gobierno está haciendo lo correcto en la vacunación.

Dejá tu comentario