Carbono cero: 193 ciudades argentinas se alistan para luchar contra el cambio climático

Información General

Según un nuevo informe especializado, representan casi el 25% de las urbes que trazaron objetivos de cero carbono a nivel global.

Las ciudades argentinas son multitud en el grupo que apuesta por la neutralidad climática: 193 urbes de nuestro país establecieron objetivos de carbono cero para el año 2050 sobre un total de 800 a nivel mundial. Aunque el vaso medio vacío deja traslucir al mismo tiempo que son magros los esfuerzos para desarrollar políticas en energías renovables: apenas siete tienen metas y / o políticas definidas en ese sentido.

Los datos se desprenden del nuevo informe Renewables in Cities Global Status Report que elaboró la influyente red política internacional REN21, el único que realiza un balance global de los esfuerzos de transición energética de las ciudades y que engloba el trabajo de científicos, gobiernos, ONGs e industrias.

El documento también señala que en comparación con otros países de América Latina, la electrificación del transporte público argentino es lento, aunque destaca distintas iniciativas para la puesta en marcha de micros y colectivos eléctricos en Buenos Aires y Mendoza. El sector del transporte es clave, ya que es uno de los mayores responsables de las emisiones globales de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

A fines de 2020, se estimaba que unos 1.229 autobuses eléctricos estaban en funcionamiento en 10 países de la región (incluida la Argentina), con interesantes avances en las flotas en algunas de las ciudades más pobladas, como Bogotá y San Pablo.

mapa paises.jpg
Los objetivos de cada región en energías renovables son disímiles.

Los objetivos de cada región en energías renovables son disímiles.

En nuestro país, los especialistas destacaron la exigencia de Rosario para que el 50% del consumo de agua caliente en los edificios públicos sea cubierto por sistemas solares térmicos, la promulgación de la ley para el fomento de la Generación Distribuida en la provincia de Córdoba, el proyecto de ordenanza para promover las tecnologías limpia en San Martín de Los Andes, interés en Pico Truncado por aumentar la adquisición de energía renovable y el plan de infraestructura porteño en el Barrio 31, con nuevas viviendas construidas con medidas de eficiencia energética.

Las ciudades son esenciales para la transición energética porque más de la mitad de la población mundial vive en ellas, y representan las tres cuartas partes del consumo mundial de energía. La Argentina está 4° en el ránking de inversión en instalaciones de energía renovable en Latinoamérica, por detrás de Brasil, Chile y México.

mapa ciudades vehiculos.jpg
El transporte eléctrico es una de las claves en el futuro de las ciudades.

El transporte eléctrico es una de las claves en el futuro de las ciudades.

El forme destaca que el confinamiento del año pasado junto con la desaparición repentina del tráfico que trajo como resultado un aire más limpio y entornos menos ruidosos, encendieron la mecha de ideas alternativas para terminar con las autopistas y calles llenas de autos y los cielos contaminados. Los líderes de las ciudades deberían ahora aprovechar este impulso, alejándose de los combustibles fósiles contaminantes y construyendo sistemas de energía limpios y resilientes contra el cambio climático.

En 2020, unas 800 ciudades en el mundo se comprometieron a lograr emisiones netas cero, un fuerte aumento en comparación con el año anterior, donde solo 100 ciudades tenían el mismo objetivo. Sin embargo, el informe recuerda que los gobiernos nacionales aún no están destinando suficiente dinero, capacidad y poder legislativo en manos de las autoridades locales.

Aun así, en 2020, más de 10.500 ciudades en todo el mundo, que abarcan a casi mil millones de personas, superaron los objetivos de reducción de emisiones de CO2 y el número de ciudades que han impuesto prohibiciones parciales o totales a los combustibles fósiles se quintuplicó. Otro dato alentador es que más de 1.850 gobiernos municipales declararon emergencias climáticas a nivel global, en parte como resultado de la creciente presión ciudadana.

Aunque no es suficiente. “Por muy inspiradores que sean estos ejemplos, todavía estamos muy lejos de lo que se necesita para frenar el cambio climático a tiempo”, advirtió Rana Adib, Director Ejecutivo de REN21.

Las emisiones netas cero se pueden lograr, por ejemplo, mediante el uso de sumideros naturales, como la reforestación de tierras o la adopción de mejores prácticas agrícolas, o mediante una solución tecnológica, como la captura y almacenamiento de carbono.

También se conocen comúnmente como metas neutrales, carbono-neutrales o cero emisiones, aunque técnicamente no son lo mismo. La neutralidad de carbono se refiere a emisiones netas cero sólo de CO2, mientras que la neutralidad climática sugiere un enfoque más amplio en las emisiones netas cero de todos los gases de efecto invernadero.